Editorial de la semana del 21 al 27 de Junio de 2010

Se nos casó la Princesa Victoria Bernadotte. Foto: Carlos Viamontes

” Y hubo casorio” como habría dicho, con un lenguaje intencionalmente arcaizante,  el querido profesor y culturólogo cubano, ya fallecido;  Manuel Moreno Fraginals. Leyendo esta revista sabrá usted  lo que pasa por ejemplo del  estancamiento de la economía en Estados Unidos, o como se esta construyendo otro Detroit;  viajará a Estocolmo, Escandinavia para disfrutar aquí de su Solsticio  -le contamos en esta edición  como se ve el mismo desde uno de sus restaurantes –  para festejar  por todo la alto la boda de su princesa, la carismática Victoria Bernadotte, una chica simpática, no sólo para los monárquicos que colaboran con esta revista, sino incluso para sus ardientes republicanos,  los que comparten las ideas de esos mismos europeos, que el día de la boda se reunieron en Estocolmo para coordinar fuerzas, para poner punto final al poder de las diferentes realezas.

Republicanos europeos celebran una convención en Estocolmo el 19 de junio, el mismo día de la boda de la Princesa. Foto: Carlos M. Estefanía

Un fin que no será  a la francesa, es decir guillotinando, como aclaró en estos días al periódico Stockholm City, Peter Althin, el  presidente de la asociación de republicanos de Suecia.

Peter Althin, cuarto de izquierda a derecha presenta ante los corresponsales de diversos medios, la especie de coordinadora de republicanos europeos que acaba de conformarse en la mañana del mismo 19 de junio de 2010, dia del matrimonio de la Princesa. Foto; Carlos M. Estefanía

Quizás  el lider de los republicanos pretendía con esa declaración eliminar la alarma que habrá despertado la  marsellesa con la que Cuba Nuestra musicalizó la entrevista a uno de sus activistas.

Por supuesto que nosotros tampoco queremos guillotina, maquina infernal que cuando empieza a andar no para de cortar cabeza, incluso la de los propios guillotinadores.

Incluso, sin dejar de reflexionar con objetividad sobre el fenómenos de la Monarquía sueca, de sus orígenes revolucionarios o las razones por las que tantos demócratas aún admiran a los reyes,  vamos a felicitar a esa princesa heredera que es  Victoria y  su novio Daniel Westling, que acaba de sumar como segundo apellido el de Bernadotte, por su boda, en definitiva la primera es hija de extranjeros como nosotros y el segundo, como nosotros,  del pueblo llano, aunque con algunos talegos de más en el bolsillo.

Que sea pues, con la venia de Cuba Nuestra el 19 de junio de 2010 una jornada memorable, como lo fue la misma fecha, pero de 1976, cuando sangre latinoamericana, en la figura de la actual reina,  Silvia Renate Sommerlath Soares de Toledo,  entró en la casa real gracias a su casamiento con el buen Rey Carl XVI Gustaf.

https://i2.wp.com/daserste.ndr.de/royalty/schweden/koenig24_v-dasErstegross.jpg
Silvia junto al Rey en Alemania, en 1976

https://i1.wp.com/daserste.ndr.de/royalty/schweden/hochzeitsbild8_v-dasErstegross.jpg
Un año despues se casan

// <![CDATA[// https://i1.wp.com/l.yimg.com/g/images/spaceball.gif

Y para que vean que nos mentimos hemos repartido fuerzas captando las calles de Estocolmo, las representaciones de bodas, de Orishas o de japoneses, con lo que se evocaba la ceremonia de la familia real, la gente que esperaba el coche tirado por caballos de los recien casados y  a la propia pareja de príncipes atrapadas para la posteridad por el lente de nuestro redactor Carlos Viamontes, eso, para que no se diga que los lectores de Cuba Nuestra se quedaron fuera de lo que republicanos o no debemos reconocer como importante evento.


Y no se crea que fue fácil, muchas calles de la ciudad estaban bloqueadas, parte del transporte público paralizado y unas  250 000 , muchas de ellas turistas, concentrándose en las calles por donde se esperaban pasarían el coche real con la princesa .

La gente se acerca lo más que la policía permite a la Gran Inglesia de la Ciudad Vieja, con la ilusión de ver pasar a la princesa y su novio. Foto; Carlos M. Estefanía

Para contenerlas y custodiarlas alrededor de 2000 agentes de policía fueron movilizados a los que habría que sumar miles de voluntarios y soldados encargados de mantener el orden en la procesión vigilada desde el cielo por helicópteros de ruido infernal.

Típico policía sueco poniendo orden a la población. Foto: Carlos M. Estefanía

Guardias Voluntarios recorren la zona de la ciudad donde será el "casorio". Foto: Carlos M. Estefanía

Afortunadamente no paso nada malo, ni bombas, ni protestas, ni arrebatados que por un poco de gloria echaran a perder la fiesta y es que esta muchacha Victoria  con su sonrisa parece espantar la maldad.

De todos formas, para ser sinceros si de príncipes y reyes se trata, nos gustan los de antes, los de capa y espada, los que arribaban al poder , no por cuna o casorio, sino por la fuerza de sus armas y por la sabiduría para gobernar, como ese  Alfonso IX, de España sobre el que el Ayuntamiento de León ha organizado una muestra que de a conocer la  trascendencia histórica de su reinado.

Y llamándose como  se llama la revista Cuba Nuestra, Cuba es un teman fundamental, en el que entramos sin salir del todo de España, comentando una entrevista ofrecida, a un medio hermano de Cuba Nuestra,  por el comandante guerrillero  Eloy Gutiérrez Menoyo, nacido en Madrid. Y que hoy, por la vía pacifica intenta salvar pueblo grande, como llama al cubano en el titulo de otro trabajo  que en el que se indaga por el futuro de la isla. Esa misa con cuyo gobierno  el escritor Saramago; del que también hablamos recientemente fallecido, no se atrevió a romper del todo, a pesar de su famoso hasta aquí hemos llegado de 2003, y es que la inteligencia literaria, no siempre implica consecuencia ética o política.
Y es sobre política que usted podrá leer en nuestra sección de últimas noticias, donde enlazamos, sin editorializaciones, ni discriminaciones ideológicas  las noticias sobre la isla, tal y como están en la red.

Otra cosa es que no tengamos opinión sobre lo que pasa o se dice en relación con la tierra que vio nacer a quienes editamos Cuba Nuestra . Hay dentro de las informaciones que compilamos en esa sección muchas con las cuales discrepamos por su contenido o su forma, pero que pese a ello, nos permiten conocer no solo lo que pasa, sino lo que se dice, que a veces es tanto o mas importante que lo que pasa. También hay trabajos con los que nos identificamos plenamente, como por ejemplo el articulo de es catedrático de Economía y Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Pittsburgh (EE UU). Carmelo Mesa-Lago, aparecido en El País bajo el título de “Regreso a La Habana: ¿se abre el diálogo?”, donde al mas puro estilo cubanuestriano se arremete sin contemplaciones contra los  intolerantes de dentro y de fuera  de Cuba, del poder y del exilio.

https://i1.wp.com/www.elpais.com/recorte/20090412elpepiint_1/XXLCO/Ies/CArmelo_Mesa-Lago_economista_cubano.jpg

Carmelo Mesa Lago retratado por El País

Después de 20 años sin poder ir a Cuba,  y gracias a las gestiones del cardenal Jaime Ortega Mesa-Lago  visitó La Habana entre  el 14 y 20 de junio para participar en la X Semana Social Católica.

El investigador, convertido en un clásico viviente de los estudios cubanos,  encontrarse con unos  150 representantes de acción social en diócesis de toda la isla, académicos y funcionarios, charlar dos horas y media con el cardenal y también individualmente con cuatro obispos, reunirse en el Centro de Estudios de la Economía Cubana  adjunto a la Universidad de La Habana,  con nueve economistas. Se trata de un saludable intercambio del que solo pueden salir ganando nuestras ciencias sociales y con ella la apertura de las mentes en la isla. Mentes que no pueden ser tan cerradas como muchos creen en el exilio cuando existen personas como Aurelio Alonso, subdirector de la revista Casa de las Américas, quien según el artículo del País advirtió que el diálogo implica tolerancia y entendimiento, en vez de proselitismo e imposición, que fue partidario de eliminar los actos de repudio en las dos orillas, que rechazó mirar a la comunidad de Miami con inmovilismo, y que reconoció que Cuba no ha contribuido en medida suficiente a generar un clima de diálogo.

Por su parte Jorge Domínguez, vicerrector de Harvard, según testimonia  Mesa-Lago, subrayó el uso de la  palabra “traición” en Cuba y en el exilio para atacar a aquel que discrepa, un recurso que, como bien dijo el académico evidencia el  temor al debate y demuestra  la ignorancia, la misma ignorancia que debe usted combatir leyendo a Cuba Nuestra, donde se enterará hasta del origen de nuestra simpática princesa.

Anuncios

LA POLICÍA DEL PENSAMIENTO: Editorial Cuba Nuestra: semana del 14 al 20 de junio de 2010

Podríamos comenzar hablando de lo mucho y bueno que trae, en su contenido,  esta edición del semanario, que usted visitará, no quepa duda, en http://www.cubanuestra.eu , pero preferimos ir al “grano”, a ese que hemos descubierto en la piel de nuestra diáspora; el de La Policía del Pensamiento

Dicen los que la vieron que se paseaba fuera de sus cabales y echando humo, entre las mesas del restaurante Versailles, allí donde se reúne el estado mayor del anticastrismo duro, encarnando ante los ojos de la gente fina; los prejucios, que por décadas estas alimentaron contra marielitos y balseros.


Carlos Estefanía, El Hom bre de Cuba Nuestra, junto al trompetista Arturo Sandoval en el Restaurante Versailles, de Miami

Cuentan los que la escucharon, que andaba mentando madres, sacándose de lo más profundo, aunque le falte el machete, al bayamés que lleva en su alma, retando, provocadoramente, al hombre que piensa diferente, que no acredita su autoridad, a un duelo de bofetadas, tal vez con la vana esperanza, de ver rendido a sus pies al disidente, preguntando, como el niño de la publicidad cubana:¿policía tu eres mi amigo? O quizás tenga que invocar al santo que protegió a Bush del zapato

y recibir los reflejos que le permitan evadir el tortazo, que con suerte, ira a parar al intransigente que achucha al personaje, y es que otra cosa no puede hacer quien sabe de la inconveniencia que implica el enfrentamiento con una dama, aunque sólo lo sea de nombre, no siquiera en la apariencia.

Le dio nombre en la ficción George Orwell, al escribir en el 48, del pasado siglo, mucho antes de que naciera en nuestra tierra y en nuestro exilio, su novela 1984. Y tuvo sus antecedentes en la revolución francesa con su Comité de Seguridad Nacional, en la bolchevique con su Cheka y en la nazi con la GESTAPO.

En nuestra isla se conformó la Policía del Pensamiento a partir de 1959, como un aparato, encargado de detectar, persuadir, presionar y neutralizar a los ciudadanos que piensan con cabeza propia, por tanto proclives a no dejarse embaucar con la propaganda gubernamental, es decir para enfrentarse a lo que Orwell Denominó “crimen de pensamiento”, y que en la terminología oficial imperante, se califica de “problemas ideológicos”. Es una lástima que en el exterior , en el exilio, haya gente que imiten estos mecanismos.

Frente a ese aparato donde se mezclan de manera indiferenciadas, gendarmes tradicionales, académicos, investigadores, médicos, sociólogos, activistas “políticos”, informantes encubiertos, y en general profesionales y asalariados, con todos los recursos de que dispone la poderosa empresa -estado, se enfrenta desarmada la ciudadanía, y dentro de ella la vanguardia que lucha sin otra que la palabra y su inteligencia, es decir la disidencia, esa misma cuyas mentes más lúcidas, se han aglutinado entorno a la ya histórica carta de los 74. Un documento que marca la mayoría de edad del movimiento democrático, y a su vez un especie de batalla de Stalingrado, donde se le propina el más contundente revés a las intransigencias de ambos lados.

Nos referimos en el lado floridano,  a los que enarbolan la consigna de “Con el embargo todo, contra el embargo nada“, marcando a hierro y fugo todo aquel que aparte de ella, será con la hoz y el martillo, como señal de peligro y condena al ostracismo.

https://i1.wp.com/rlv.zcache.com/comrade_clown_sticker-p217600871178866654qjcl_400.jpg

No se cuestionan, por que les está vedado cuestionar, que usan como rasero la medida implementado por John Fitzgerald Kennedy, el mismo que dejó en la estacada a los invasores de Bahía de Cochinos, pacto la no intervención en Cuba, tras la crisis de los misiles; en pocas palabras quien más ha hecho por mantener vivo, con el aislamiento del enfermo, el virus del comunismo. Conclusiones la filial miamiense de Policía del Pensamiento -conectada o no con la de La Habana- trabaja para hacer de nuestros conservadores exiliados, auténticos y ortodoxos Kennedianos.

John F. Kennedy junto a Nikita Khruchchev en 1961. El embargo impuesto por este presidente a Cuba solo sirvó para consolidar el modelo soviético en la isla y convertirla en colonia azucarera de la antigua URSS

La Carta de los 74 en contexto actual, marca la independencia de un movimiento democrático que no solo planta cara a la policía local , sino que no permite que su pensamiento se someta, como si hace el de algunos sesudos analistas de nuestro exilio dentro y fuera de Estados Unidos los dogmas, de un sector paralizado por el tiempo y el envejecimiento y la ruptura generacional,esto por no hablar de una recomposición étnica y clasista que rompe sus esquemas tradicionales.

Hablamos de un sector que, corre a recomponer sus legiones dentro de la isla, mientras que se alimenta fuera de ella, del cada vez más magro alpiste, que en forma de nuevos lacayos, de pasado oscuro y posiciones duras,  le llega de Cuba;  o le siembra la regala la dictadura, precisamente con el fin de mantenerlo embrutecido, enfrentándolo por ejemplo con la iglesia, caundo la acus’an de colaboracionista,  señalándola  por no haber invitado a la disidencia a la X Semana Social Católica, que tuvo lugar en estos días,  sin tomar en cuenta la relevancia de que a dicho evento asistieran un científico social indoblegable, de la talla del catedrático de Economía y Estudios latinoamericanos de la Universidad de Pittsburgh, Carmelo Mesa-Lago, a quien le tenían vetada la entrada a Cuba hasta que el cardenal Jaime Ortega lograra su  visa, toda una victoria para nuestras maniatadas ciencias sociales, que no les conviene ver, ni hacer ver que la Semana Social Católica, en la que participan obispos y delegados de toda la isla junto con académicos y religiosos, ofrece, como declaró el mismo Carmelo Mesa-Lago, en una entrevista con Fernando García, de la Vanguardia; una oportunidad de diálogo que podría reforzar el proceso abierto por el cardenal, sembrando la esperanza en que otros presos políticos sean liberados y se inicie una apertura.

Economía y Sociedad en la Semana Social Católica
Omar Everleny, Carmelo Mesa Lago, Cristina Calvo y Pavel Vidal,
responsables del panel Economía y Sociedad presentado el viernes
18 de junio en el segundo día de trabajo de la X Semana Social
Católica de La Habana. Foto: Palabra Nueva


Por supuesto si fuesen analistas del tipo Mesa-Lago, no inducirían al error de interpretar la diferencia de ideas y opiniones entre las Damas de Blanco o sus ex compañeras, en una estratagema urdida por la seguridad, simpleza con la que también explican o sugieren  quienes tienen todas las papeletas para ser ellos mismos los agentes,  la carta de los 74; una carta que tiene antecedentes en la rebelión que significó, en tiempos de Bush la crítica hecha por opositores como Martha Beatriz Roque Cabellos  y Vladimiro Roca,  a los impedimentos auspiciados por los políticos intransigentes al envío de remesas a Cuba, algo que no solo afectaba al pueblo, sino incluso a la financiación de los sectores de la oposición; apoyados por esa misma intransigencia.

El veneno corre por las venas de nuestro exilio, con ayuda de estos oscuros personajuelos, a los que les basta lanzar cuatro consignas, o tejer cuatro falacias para convencer a medio Miami, como aquella de que no ha cambiado nada en Cuba antes y después de las aperturas que implicaron entre otras cosas el arribo de turismo extranjero. Parecen que olvidan lo brutal de la represión de que en los años sesenta y setenta, y en oposición a ello el surgimiento de un potente movimiento de derechos humanos, de periodistas y bibliotecas independientes y de partidos políticos y por  últimos de blogueros, que si bien perseguidos e ilegales, ha llegado para quedarse gracias a que el mundo puede mirar dentro de la isla como no podía en los tiempos de aislamiento total, ese mismo aislamiento que buscan los intransigentes, a cualquier precio.

Por eso no se ha hecho esperar la respuesta de estos a los 74 y allí donde el régimen no puede crear comiteses que le defiendan o sistemas carcelarios, allí donde terminan los fueros de la policía cubana del pensamiento, han aparecido gente dispuestas a completarle el trabajo, aunque se declaren formalmente “adversarios” del gobierno isleño.

Son los mismos que atacan por la espalda y a  mansalva a los 74 contestatarios, los que les hacen llamadas telefónicas para amedrentarlos, los que a falta de muros, barrotes y rejas, no encuentran otros recurso, contra los bravos firmatarios, que el de calumniarlos como agentes de la seguridad de estado, a la vez que desde las radios de la florida, supuestos periodistas devenidos en comisarios, colocan sin pudor el dedo en la herida e inducen a otros disidentes a que (luego hablarán de unidad) verbalmente agredan y condenen a los 74 hermanos.

En los ataques no habido clemencia ni con el huelguista Guillermo Fariñas, cuyo acto de independencia al firmar el documento, lo ha transformado, de la noche a la mañana de héroe en villano. Si estos son los que nos van a traer la democracia a Cuba, que Dios nos coja confesados.


Carlos Saladrigas, fundador del Grupo de Estudios Cubanos, ha sido acusado por los “Policías de Pensamiento” del exilio de ser el verdadero promotor de la Carta de los 74, algo que el empresario cubano ha refutado. Foto: Carlos M. Estefanía

No es que todos tengamos que estar de acuerdo, con la carta, lo que es ético, es no usar golpes bajos contra los que, no están haciendo política para las gradas en la Florida, sino que están conquistando al pueblo del que la misma policía del pensamiento les aísla, diciéndole a las claras, que no son parte de quienes le instrumentalizan, negando los efectos de un embargo a la economía de su patria, mientras ponen el grito en el cielo, cuando alguien menciona la posibilidad, de aflojar, lo que según ellos no existe.

Y son esos, fraguados en batallitas contra músicos y artistas, los que pretenden enmendarle la plana, desde la otra orilla, a quienes están allá donde las papas queman, dando día a día dan la mejor batalla al régimen totalitario, a esos que atacan en nombre de una unidad, en primer  lugar imposible, cuando son tantas y tan encontradas las razones e intereses de los que se oponen al castrato, segundo que no les importan nada, pues si fuese lo primordial, no se habría atacado de manera tan desleal a quienes con todo el derechos que asisten a los hombres libres de pensamiento, aunque vivan en tierras esclavizada, no se sirve a la unidad injuriando a compañero de causa, se le sirve dialogando, debatiendo contraponiendo ideas, sin intrigas ni falacias.


Desde su el alto mando la Policía del Pensamiento, que aún no puede recuperarse del golpe propinado, por los 74, a los que ya nunca más podrán acusar de “mercenarios” ha recibido el mejor regalo, un comunicado abierto, firmado el jueves 17  de junio de 2010, por 494 opositores, en su inmensa mayoría desconocidos dentro y fuera de Cuba, pidiendo al Congreso de EE.UU. que mantenga las restricciones a los viajes y al comercio que se ejerce sobre el Estado Cubano.

Injusto sería caer en el mismo crimen, de los que identificaron la carta de los 74 como un operativo de la Seguridad del Estado. Ni restarle heroicidad y coraje a los que la firmaron, en particular a quienes tanto represión y maltrato ha sufrido, como son los casos de Jorge Luis García Pérez “Antúnez”, Ariel y Guido Sigler Amaya o Reina Luisa Tamayo,  la madre de Orlando Zapata Tamayo. Pero hay una cosa que está clara, no solo con valor se sirve a la patria, si el golpe que no doblegó la carne, logra enfermar el alma, si la inteligencia se deja arrodillar, por el policía malo que apalea, y el bueno, que finge ser amigo, entonces se habrá perdido la batalla ante el totalitarismo, un totalitarismo que no puede vivir con el virus de los 74, pero que se fortalece con la declaración de los 494, quien lo dude que le observe, por mucho menos de lo que se declaró en la segunda carta al  Congreso Norteamericano, 75 cubanos fueron arrestados en el 2003.

Ahora, cuando abiertamente se defiende el mantenimiento del embargo, cuando se da armas a quienes combaten su ablandamiento, el régimen, engaveta su “ley mordaza” y no mueve un dedo, no porque sea menos arbitrario o tolerante, sino porque  con su comunicado, los 494, sirven para desprestigiar ante su pueblo al movimiento democrático.

Naturalmente la culpa no es de los que fueron  instigados a escribir esta carta como respuesta, mas que a la dictadura, a la acción inteligente de sus compañeros de lucha;  envueltos en su dolor, aislados y presumiblemente estimulados  por la misma policía, la culpa es de los que desde la frescura de su aire acondicionado, allá en Florida, intentan modelar una oposición -detestan la palabra disidencia- sin pensamiento propio, ignoran el parecer del pueblo que quedó en la patria, diseñan, estructuran y organizan la estrategias “libertadora”,  que, mire usted la ironía, es la que favorece a la tiranía.

Editorial de la semana del 7 al 13 de Junio de 2010

Lilibeth Paredes, Vice Consul de la República de Filipinas en Suecia. Resposnable de la Invitación a PROFOCA y dentros de ella a Cuba Nuestra, a la participación en la conmemoración en Suecia del Día Nacional de Filipinas. Foto: Carlos M. Estefanía

Con Filipinas en el Corazón

El 12 de junio, se celebra la fiesta nacional de Filipinas, fue ese día, pero en 1898, que el pionero de los movimientos de liberación asiáticos, el ejército independentista comandado por el General Emilio Aguinaldo -nacido en esa isla de Luzón de la que no pocos cubanos llevan el nombre en su apellido- el primer presidente republicano de las Filipinas, proclamó la soberanía de las Islas filipinas.

https://i0.wp.com/www.takdangaralin.com/wp-content/uploads/2009/02/aguinaldo1.jpg

General Emilio Aguinaldo

Una declaración, que no fue reconocida por los Estados Unidos ni España, dos potencias enfrentadas hasta el momento que no tuvieron pudor para coaligarse en contra de un pequeño pueblo que no dejó de luchar por su libertad hasta que Estados Unidos, abandonara esa tierra en 1946.

Aquí, en Suecia, María Zeneida Angara de Collinson, embajadora filipina en el país escandinavo ha tenido la magnífica idea de celebrar le fecha en su residencia, con una festividad cultural que tuvo lugar ese pasado sábado. Allí ha estado Cuba Nuestra como parte de una delegación de la asociación de corresponsales PROFOCA, invitada gentilmente al evento por la Vice Cónsul de la Embajada Filipina, Lilibeth Paredes.

María Zeneida Angara de Collinson, embajadora filipina en Suecia, habla durante la conmmemoración del Día Nacional de su patria. Foto: Carlos M. Estefanía

En el evento, que detallamos en esta edición de nuestro semanario – visítelo en http://www.cubanuestra.eu- tuvimos la oportunidad de Charlar con la señora Embajadora y con la Vicecónsul, sobre los elementos culturales e históricos que nos une a los cubanos y los filipinos, entre otros una hispanidad que se descubre en los nombres y palabras que emplean este noble pueblo isleño del sureste asiático.

Hemos acudido al evento, no sólo como aceptación de una gentil invitación, somos también para palear en lo posible la enorme deuda olvidada que tenemos los cubanos con nuestros hermanos, cuya sangre tambien corre por nuestras venas. Recordemos que en 1830 llegaron a Cuba muchos filipinos, conocidos por un seudónimo que sobrevive hasta nuestros días, no sin cierto aire despectivo el de Chino Manila, asiáticos que a diferencias de otros inmigrantes del mismo continente podían comunicar en español y venían adaptados a muchas de nuestras costumbres que eran las españolas. No sería extraño que muchos participaran en nuestras guerra independentistas.
Al finmal debemos reconocer que el término acabó por significar al asiático en general. Ya habíamos teminado este editorial cuando el escritor Roberto Solera nos recordó que según el Catauro de Cubanismos, la locución chino manila, era usada en Cuba para significar el verdadero chino de China” que por via de Manila, fue traído al mediar el si­glo XIX para sustituir al siervo negro. Según Ortiz la necesidad de esta esta locución bimembre, nace de diferenciar la simple diccion chino (del azteca chinoa, color tostado) que también se usaba en la isla Cuba. Existen por supuesto otras explicaciones, al uso del término, por ejemplo, para diferenciar al asiático “puro” de su hijo mestizo, pero no nos detengamos en este punto.

Lo indiscutible es que en principio, lo que nos unía con Asia era el Galeón que viajaba de Manila a México, por el vinieron los primeros asiáticos, es decir los filipinos, que conocimos en Cuba.

Luego se dará la confusión al perecer por el hecho de que en Cuba como en México, lo chino se identificado con el comercio de Filipinas y Manila, incluso el barco arriba mencionado se conocía como la Nao de la China.

Sin embargo, la mayoría de los chinos reales llevados a Cuba, venía desde Macao y Cantón, aunque luego les endilgaran lo de “Manila”.

Muchos de estos inmigrantes llegados de tan lejos se establecieron en una provincia occidental, que en 1774 se bautizará como Nueva Filipinas, para cuatro años más tarde llamarse como hasta hoy: Pinar del Río,

Cuando junto nos batíamos por la independencia, no fuimos capaces, tal vez por la típica arrogancia cubana y a pesar de las intenciones manifiestas de aquellos isleños asiáticos que seguían del otro lado del mar y los esfuerzos en el mismo sentido hechos por Emeterio Betances, representante de Martí en París, de aliarnos con esos “chinos manilas” verdaderos, que no eran chinos y si luchadores por la libertad de la patria como éramos nosotros, como tampoco lo hicimos con los marroquíes que intentaban quitarse como los cubanos el yugo colonial. Todo lo que recibieron los filipinos de los cubanos fueron materiales propagandístico.

Por si fuera poco también les dejamos en la estacada cuando compartíamos la ocupación norteamericana, una ocupación que si cesó de modo pacifico en nuestro caso, muy probablemente en ello haya influido el deseo norteamericano de no ver arder sus barbas en el caribe, como ya ardían en el, valga la redundancia, en el Pacífico.

Desde aquí. nuestro homenaje todos los filipinos que en esta semana celebraron la victoria en una lucha que también era la nuestra, aunque lo hayamos olvidado.

Del contenido en esta semana

De lo que no nos olvidamos en este número es de traer a colación el deporte, ya sea el maratón de Estocolmo o el mundial de futbol en Sudáfrica, de arte, abordado lo mismo la figura de Matisse y la Alhambra que la de ese Greco llevado a la gran pantalla por Smaragdis o paseando por el bello parque de Belleveu en Estocolmo, todo ello sin despreocuparnos por las tragedias del mundo, como la masacre que tuvo lugar en Yoyito’s Restaurant de Hialeah, ciudad floridana prácticamente colonizada por los cubanos.

Y si de Cuba se trata damos a conocer la repercusión que ha tenido una Carta de la disidencia cubana, dentro de la que se incluye el Guillermo Fariñas, al Congreso de Estados Unidos respaldando el viaje de ciudadanos de los Estados Unidos a Cuba así como el incremento de venta de productos agrícolas para aliviar las penurias alimentarias de la población. Un duro golpe a la línea aislacionista que se defiende en aquel un sector cada vez mas debilitado dentro del exilio, el de quienes a estas altura se autodefinen, sin rubor, y al estilo de los propios comunistas, como; “la intransigencia”.

De más está decir que nuestra redacción respalda plenamente lo que se dice en este documento, que sin duda marca un hito en la búsqueda de soluciones para los problemas internos de Cuba y por supuesto de sus conflictos de la isla con los Estados Unidos.

De las últimas noticias

Si visita nuestra sección de noticias verá la repercusión internacional que ha tenido la concesión de una “licencia extrapenal” al disidente Ariel Sigler Amaya, así como el traslado de prisioneros a cárceles cercanas a su casa, todo ello como parte del dialogo Iglesia-Estado, un diálogo que ya comienza a dar frutos, pésele al que le pese, si bien ni la jerarquía Católica, ni las Damas de Blanco, por mas que agradezcan las gestiones de la primera, se dan por satisfechas. Mientras tanto el Papa y Zapatero estudian detalladamente la importante mediación ecleciástica en favor de los presos.

Y hablado de “peso”, son unos 25 millones de dolares los que según las noticias piensa ahorrar el gobierno con el cierre de comedores a 225.000 obreros, otro golpe más para lo que queda de socialismo en una isla a la que no falta dinero en cambio para auspiciar el Congreso Iberoamericano Género y Salud , bajo la batuta de Mariela Castro Espín, quien asegura que la sexualidad en Cuba: una política social, esperemos que no pase con ella lo que con los comedores.

Aunque no todas son medidas negativas, desde el momento en que el Estado-Empresa ha rebajado en un 80% el costo de activación de líneas de telefonía celular, quizás con buen ojo de negociante, para incrementar el número de consumidores de esos servicios, mas que para facilitarle a la población, incluida la disidencia de comunicarse mas y mejor dentro y fuera de Cuba, de todos modos, no está mal.

A nivel internacional Cuba exige a la UE levantar condicionamientos a la cooperación de la llamada “Posición Común”, un documento de 1996″, que condiciona las relaciones con la isla a cambios políticos en su sistema, Cuba que en 2008 obtuvo la suspensión de las medidas aún mas restrictivas de 2003, pide hoy la reanudación del diálogo político y el restablecimiento de la cooperación europea. Todo lo contrario es lo que demandó la delegación de Congresistas de Estados Unidos en la LXVIII Reunión Interparlamentaria entre la UE-EEUU, que reunió durante tres días en el Senado español.

Pero a nivel internacional la isla no deja de hacer de las suyas, así lo denuncia el general Antonio Rivero González, de 49 años, al decir que su país, Venezuela busca una confederación militar con la isla, y que esta controla cada vez más los altos mandos venezolanos. Mientras tanto La cuenta de Chávez invita en Twitter a la incorporación de invitado “a todos los revolucionarios”, entre los que incluye Evo Morales, y Fidel Castro, lo cierto es que ya tiene medio millón de seguidores, con lo que se demuestra el estado mental de la población mundial.

Aún más inteligente que Chávez ha sido el cubano Silvio Rodríguez, quien ha sabido meterse en el bolsillo al público que le ovacionó un show de más de dos horas en el Carnegie Hall de Nueva York es decir en lo que Martí llamaría las entrañas del Monstruo., definición que los doctrinarios del gobierno cubano no han dejado de repetir en su afán antinorteamericano.

El artista no se ha limitado a lo musical y se haya dedicado también a hacer propaganda en favor de los cinco espías cubanos arrestados en Estados Unidos, acto que podría servir a los enemigos de los puentes y darle armas para dar al traste con el necesario intercambio cultural Cuba-USA.

Volviendo a la Isla nos enteramos que en ella Raúl Castro, nombró al ingeniero agrónomo Gustavo Rodríguez como ministro del estratégico sector de la Agricultura, como si el problema se resolviera a nivel de conocimientos agrícolas y no políticos; algo de lo que ya debería haberse percatado el gobernante que como nos recuerda Baldomera Vásquez, en su artículo “El Constitucionalista Raúl Castro“, actuado como “experto” en Derecho Constitucional, cuando declaró, con respecto a la Constitución cubana de 1976 lo siguiente:

“La Constitución que hoy estamos poniendo en vigor consolida jurídicamente lo que ha logrado la revolución. Cada derecho que proclama es un derecho garantizado por la realidad económica, política y social del país”.

Lamentablemente desde entonces, los derechos no están garantizados en la isla, ni se ha desarrollado la institucionalización necesaria que apuntaría a la despersonalización del poder y con ello a la creación de un auténtica Asamblea Nacional del Poder Popular y por supuesto un Estado de Derecho, verdaderas soluciones a los males de Cuba, por el momento.

Editorial del Semanario Cuba Nuestra: semana del 31 de Mayo al 6 de junio

http://desdecuba.files.wordpress.com/2008/04/miriam-leyva.jpg

Miriam Léiva, una de las  fundadora de las Damas de Blanco y premio de Periodismo Digital Estocolmo en la categoría Derechos Humanos, se ha convertido en Blanco de una campaña  que tiene como escenario algunos medios del exilio, y cuyos instigadores últimos podrían estar en La Habana

Del Mundo

Llega ante sus ojos esta revista, en su portal: http://www.cubanuestra.eu, como siempre, cargada de cosas interesantes; hablando de Cuba y el Mundo: un mundo al que unos viajan en balsa o cruzando ilegalmente muros fronterizos, y que los más afortunados descubren por este Internet que nos une o no gracias a la magia del volar.

No todo es fantástico en esta tierra, aunque podría parecerlo al escuchar la poesía leída en el Instituto Cervantes de Estocolmo – el mismo donde sociólogos guatemaltecos ofrecieron hace poco una charla sobre los 200 años de independencia- por la mexicana Rocío Cerón, escuchando y viendo el material que acompaña su libro Imperio; desde su propia tierra nos llega la noticia del conflicto triqui en donde dos activistas dejaron la vida, tampoco parecen atractivas las elecciones colombianas, de otro modo las habría ganado un personaje con cara de duende malo y tan raro para nosotros como su apellido Mockus, no es mágico un mundo en el que como en Venezuela, y no solo ella, se enrejan activistas sindicales, a pesar del discurso antiburgués de los mandantes o donde Mujeres y hombres, como ocurre en Nicaragua, enfrentan de manera diferente las sequías y sus consecuencias, o donde los estados tienen cuentas pendientes con sus ciudadanos y que a veces el arte, en particular el cine saca a relucir, como ocurre con la película Shutter Island.

https://i2.wp.com/thecitylovesyou.com/cinerex/wp-content/uploads/2010/03/shutter-island.jpg

Del miedo al compromiso

De Cuba nos interesa sobre todo la fobia inducida dentro y fuera a la flexibilidad, donde términos como  concesión, se convierten en malas palabras, de ahí el ataque sufrido desde su encuentro con Raúl Castro por el Cardenal Ortega,  como si se hubiesen invertido los papeles encontrando el anticlericalismo en Miami el espacio que pierde en La Habana,  precisamente por las concesiones hechas a la iglesia por las autoridades en la isla.

https://i0.wp.com/www.hazteoir.org/files/images/CUBA_CINE_HAB101.embedded.prod_affiliate.84.JPG

Cardenal Ortega

Habrá que explicarle a nuestros hermanos el concepto del resorte, tal y como nos lo aclara la enciclopedia libre Wikipedia: se trata de un operador elástico capaz de almacenar energía y desprenderse de ella sin sufrir deformación permanente cuando cesan las fuerzas o la tensión a las que es sometido, en situaciones en las que se requiere aplicar una fuerza y que esta sea retornada en forma de energía (como ocurre cuando la disidencia se enfrenta a un estado totalitario). No nos cabe duda de que los muelles también son necesarios en la “mecánica” de la lucha social o política y un buen ejemplo de ello, en el contexto cubano, lo vemos en esa suerte de muelle que, de haber sido escuchado, habría significado para la lucha de las Damas de Blanco la propuesta hecha el 15 de Mayo pasado por Elsa Morejón, Alida Viso Bello y Miriam Leiva; cuando visitaron a Laura Pollán para procurar el cese por un tiempo de las actividades con las Damas de Apoyo.

Lamentablemente la propuesta no fue aceptada por Pollán, quién dio una especie de voz de alarma declarando a Radio Martí que el régimen quería que las Damas de Blanco expulsara de sus marchas a las de apoyo.  Según Pollán Efectivos de la Seguridad del Estado habrían visitado a varias Damas de Blanco para decirles que mientras no le dijeran a esas mujeres que cesaran su apoyo no habrían liberaciones. Si esas eran las tremendas concesiones demandadas por el gobierno habrá que reconocer que resultarían mínimas frente a lo que significaría la liberación de los presos.

Laura Pollán

Las Brujas de la Habana

Afortunadamente el mundo de la disidencia no es un espejo del régimen totalitario, como mucho quisieran, comenzado por la seguridad del estado y terminando por ciertos sectores del exilio y la misma oposición política, gentes que usan frente a los que disienten de ellos, métodos muy similares a los del estalinismo, como son los de desacreditar al pensamiento diferente como agente enemigo.

En virtud de una libertad de la que se apropian las disidentes cubanas, sin pedir permiso ni al gobierno, ni al exilio, las promotoras de la flexibilización apelaron a una segunda instancia por encima que la de Pollán,  la de las conciencias de todas las implicadas en la lucha , lo hicieron en forma de carta abierta firmada el 31 de Mayo por esposas, madres, hijas y tía de los prisioneros de conciencia,

Se trataba en total de 35 firmas de las cuales la de Elsa Morejón, esposa del Dr. Oscar Elías Biscet, sentenciado a 25 años es la primera y la última la de la Premio Estocolmo en Periodismo Digital, categoría de derechos humanos Miriam Leiva, esposa de Oscar Espinosa Chepe, sentenciado a 20 años, actualmente con licencia extra penal por serias enfermedades.

https://i0.wp.com/cache.daylife.com/imageserve/096VbWTal17Nd/610x.jpg

Elsa Morejón, la primera firmante de la carta a las Damas de Apoyo  durante su encuentro en  EE.UU. con el  presidente George W. Bush durante la entrega de la Medalla Presidencial de la Libertad a su marido, en la Casa Blanca, el 24 de enero 2008.

En la carta se hacía un llamado a las denominadas Mujeres de Apoyo con el fin de evitar un pretexto que pueda servir al gobierno de Cuba para mantener en prisión a los familiares de los firmantes, facilitándose así gestiones que estaba realizando la Iglesia Católica de Cuba con el Gobierno cubano para la liberación de todos los prisioneros de conciencia y políticos.

En virtud de lo anterior el documento apelaba a sus destinatarias ideales para que diesen una tregua al gobierno de cinco semanas como muestra de flexibilidad y contribución al objetivo fundamental que es precisamente el de alcanzar la libertad inmediata e incondicional de los 53 prisioneros de conciencia que quedan de aquel grupo de 75, arrestados durante la primavera del 2003.

Se podrá estar de acuerdo o no con lo propuesto en la carta, pero no se puede negar que trata de diseñar una estrategia en las condiciones adversas en la que trabajan desde la sociedad civil cubana por la liberación de los presos políticos. Por supuesto esto no le conviene al estado, el que por todos los medios intentará inutilizar los amortiguadores del carro de la democracia. Para esto no tendrá mejor aliados que quienes nunca han comprendido el secreto de la fuerza de las Damas de Blanco.

Si esas mujeres lograron conquistar las calles de Cuba, sin ser encarceladas como sus familiares, por decir lo que pensaban, si la represión contra ellas ha sido de baja intensidad, cuando se le compara con la acción de las turbas en la época de la salida por el Mariel y sobre todo han logrado un reconocimiento internacional del que no gozan la mayoría de los actores internos y externos que se enfrentan al régimen de Cuba, es precisamente por que no se han instaurado como un movimiento político encaminado a derrocar el sistema establecido, porque sus demandas se han concentrado en exigir justicia, incluso dentro de la legalidad vigente, para los suyos.

Paradójicamente, es en este apoliticismo, donde radica la fuente de su efecto político, pues gracias a la relativa impunidad que el régimen les otorga, mas los justo de sus demandas ponen en evidencia ante Cuba y el mundo, que algo huele mal en La Habana.

Esto no lo comprenden quienes desde el exilio quieren convertir a las damas en un partido de vanguardia o de nuevo tipo para usar la terminología oficial:  la especie de  punta de lanza que a fuerza de mal utilizar terminaran por quebrar.

Guerreros a distancias cuyas anteojeras no sólo les impiden comprender la dialéctica del movimiento democrático en la isla, sino lo que es peor que terminan haciéndole el jugo al poder establecido en su afán de crearse una oposición monolítica, fácil de infiltrar, controlar desde las propias oficinas de la seguridad del estado, y a fin de cuentas empujar al abismo cuando la masa siga en su ceguera a un líder de ideas equivocadas.

El organismo estatal  trabaja para ello, y cuenta dentro y fuera de la isla con todos el personal  y recursos necesarios, entre estos los que sirvan para desacreditar la voces que dentro de la oposición, se nieguen a comportarse como  manada.  Esos serán el blanco y el dardo el de sugerir que son o hacerlos pasar por infiltrados del gobierno.

https://i0.wp.com/www.gutenberg.org/files/22256/22256-h/images/image147.jpg

El mismo Antonio Maceo que protestara enérgicamente por la paz que se había firmado en el Zanjón, será el que recomendará, desde el exterior parar la guerra que seguín sus compañeros en la manigua,  cuando lo creyó necesario al precio que fue necesario. Nadie se atrevería hoy a considerarle por ello un agente del gobierno español.

Esto es lo que esta ocurriendo, a todas luces con las firmantes del llamado a las Damas de Apoyo, en una maniobra en la que consciente o inconscientemente participan los medios del exilio. Lo hacen usando como detonador las declaraciones de Pollán, cuestionando si Elsa Morejón, Álida Viso Bello y Miriam Leiva marchan o no con las Damas de Blanco, si pertenecer o no a este grupo fuese una patente de corzo a la hora de opinar o disentir sobre unas estrategias que publicas que pueden influir en los destinos de todos los presos políticos de la isla.

A esto se suman presuntas renuncias o desmentidos de firmantes (no sabemos claro si bajo presiones y de de quien), como la que según la exiliada Josefa (Fefa) miembro del Movimiento Independiente hace Noelia Pedraza Jiménez, esposa del prisionero de conciencia del grupo de los 75, Ariel Sigler Amaya.

En resumen lo que se ha desatado es una especie de casería virtual contra las firmantes que parece inspirase en la famosa obra de teatro de Arthur Miller,  escrita en 1953;  Las brujas de Salem o El Crisol.

Solo que la  brujería de ahora no se enfrenta al fanatismo puritano de 1692 durante la colonización de  Massachusetts, sino a los delirios y paranoias, de quienes en Miami, ven un complot en el libre derecho de unas mujeres a apelar a la flexibilidad  de sus compañeras de activismo,  y que en ningún modo a la renuncia definitiva de los principios,  que dieron origen a las Damas de Blanco o quienes les apoyan en la lucha por la liberación de sus familiares.

El ataque contra las disidentes ha sido un golpe bajo, propio de los émulos del régimen,  de los que no aceptan disidencias dentro de la disidencia y cuya actuación solo sirve para boicotear la confrontación honesta y necesaria de ideas entre cubanos,  se trata pues de una especie de inquisición laíca, establecida en tierra protestante, que ayuda al gobierno en su tarea de inutilizar las suspensiones del vehículo que habrá de conducir, no sólo a los presos, sino a todo un pueblo, a su libertad.

  • Calendario

    • junio 2010
      L M X J V S D
      « May   Jul »
       123456
      78910111213
      14151617181920
      21222324252627
      282930  
  • Buscar