El discreto encanto de la burocracia. Editorial Cuba Nuestra, primero de Febrero de 2011

https://i0.wp.com/www.artofcuba.com/bachs2002/DSCN3081.JPG

Las burocracias en la historia:  siempre al servicio de los de arriba

Hablamos en esta edición de Cuba Nuestra (que usted puede leer en www.cubanuestra.eu), sobre el congreso socialdemócrata cubano, sobre Jesús Carreras Zayas y el Ché Guevara sobre el “Trastorno por déficit de atención con hiperactividad”, sobre una epidemia de suicidios dentro de la juventud de Estados Unidos y lo mal que lo están pasando los ancianos de ese país, sobre el futuro de Egipto, sobre la exposición “Vidas Quebradas”, sobre la sagrada montaña de los Maho, sobre un Comité mexicano para la preservación de la Medicina tradicional, y entre otras cosas más, sobre nuestro amigo y colaborador Harold Alvarado Tenorio, sobre la vanguardia polaca y, concretamente en este editorial, sobre la sacrosanta burocracia.

En las sociedades comandadas por la nobleza como lo fue aquel imperio euro-americano que comandó el Rey Carlos Primero de España y Quinto de Alemania, la burocracia jugó un papel fundamental al servicio de la clase dominante, fue la estructura eficiente por excelencia, que le permitió a la corona lo mismo colonizar hispanizar y explotar sus posesiones de ultramar, que resolver de manera racional y eficientemente los problemas que causaban el mantenimiento de prolongadas guerras, lo mismo contra católicos,contra los protestantes, que contra musulmanes; la burocracia supo cumplir con honor una misión para la que a pesar de la época, parecía haber sido diseñada científicamente. Hoy, sin embargo, sólo vemos los aspectos negativos heredados de aquella burocracia que en definitiva siguió siendo la misma antes y después de las independencias (primero la de España de Francia y luego la de los hispano-americanos de “la madre patria”.

Algún día, sin embargo, se escribirán las loas de una burocracia que fue mucho más que un puñado de funcionarios y empleados corruptos, una herramienta capaz de funcionar con exactitud a la hora de alcanzar los fines para los cuales fue creada. En última instancia servir a las clases dominantes.

https://i2.wp.com/www.filatelissimo.com/wp-content/uploads/2007/08/2000_esp_carlos_v_hb.jpg

Así ha sido toda la vida, ni los movimientos inspirados en la utopía liberal, ni los que siguen, la socialista, lograron apartar a la burocracia de su misión clasista. Bajo las monarquías constitucionales o las repúblicas burguesas la burocracia a parte de defender sus propios intereses siguió sirviendo a las élites cuyo poderío ya no provenía de la sangre sino del bolsillo.

La cosa no fue mejor para el pueblo llano con los experimentos “comunistas”, donde la burocracia, se convirtió ella misma en la clase dominante, una clase amorfa y anónima, que parece manejada por un líder, pero que en el fondo, y aunque no lo parezca es la que termina imponiendo su voluntad.

De la crítica a los burócratas

El sociólogo alemán Max Weber, parece haber sido, sino el primero, al memos uno de los más preclaros estudiosos de ese fenómeno que llamamos la burocracia, la cual, en sus escritos es destacada como un tipo de organización administrativa eficiente, un instrumento racional que en menos del estado sirve para controlar de manera efectiva a los seres humanos.

Por eso, cuando se critica a los burócratas por apartarse de tan honrosa misión, lo que se les esta diciendo es precisamente que están dejando de ser lo que son elementos de una gran maquinaria que opera con una lógica “irrebatible”, en alto grado inhumana, como llega ser la razón cuando se propone alcanzar, no la felicidad de esté o aquel, sino la consolidación del poder de ese todo que es El Estado.

http://cuadernodetrabajo.files.wordpress.com/2010/07/max-weber.jpg

Max Weber

Así, sin la burocracia resulta impensable el funcionamiento de la sociedad moderna. Hay burocracia estatal, pero también política, empresarial, incluso militar. Y donde quiera que esté, solo podrá sobrevivir en cuanto sepa asumir su misión fundamental, que no es la de velar por los intereses de cada uno de sus miembros, sino por los de la institución que le alimenta, los burócratas son en este sentido como células de un organismo, a las que lo que menos le conviene es desarrollar ese tipo de cáncer que es la corrupción. Por eso cuando la corrupción hace en entrada y con ello el daño a la institución o asociación a los que los burócratas sirve, la primera que corre peligro es la propia burocracia y es ella misma la que se ve obligada a generar defensa contra aquellas partes “blandas” que le amenazan. En tal sentido lo que estamos viendo en Cuba, no es una critica externa de la burocracia, sino la implementación de mecanismos internos de defensa que le permitan seguir siendo lo que toda la vida ha sido, el poder indiscutible e inapelable del buró: la oficina.

Una pelea cubana contra la burocracia

En los últimos cincuenta años la burocracia cubana ha sufrido varios embates, el primero fue cuando esta fue tomada por asalto por una nueva élite, cuyos proyectos de transformación, para bien o para mal de la sociedad, chocaban con todo lo reglamentado y establecido en la república. La mejor expresión de esta primera pelea contra los demonios la tenemos en la película de Tomas Gutierrez Alea, “La muerte de un burócrata”, en lo superficial parece una critica justa de la ineficiencia, muy a tono con aquella que el deshielo Jruchoviano permitía en la URSS, modelo de la nueva sociedad a construir.

En el fondo se escamoteaba las verdaderas razones de la guerra a la vieja burocracia, la de romper con toda traba que impidiera la transformación del cuerpo de una clase para los otros, en este caso empresario, potentado y propietario en una clase para sí misma, legitimizada en su supuesto servicio a la clase obrera.

El segundo gran embate vino a mediados de los años ochenta, cuando el sector político de la burocracia la emprendió con su parte tecnocrática, temiendo, ante la imagen de lo que pasaba en el antiguo campo socialista, que la segunda, cumpliendo con su misión de racionalizar el funcionamiento de la economía terminara por convertir en absoluta a la segunda, como si fuera posible en el caso cubano realizar aquel sueño Saintsimoniando de dejar a la sociedad sólo en manos de los “industriales”.

https://cubanuestraeu.files.wordpress.com/2011/01/saint_simon_2.jpg?w=253

La tercera arremetida contra la burocracia, como el anterior viene desde dentro de ella, ahora el movimiento es en sentido no de fortalecer la tecnocracia, sino de adaptarse a un un modelo tan o mas “liberal”, que el que intentaron implementar los tecnócratas descabezados durante la “rectificación” de los tardíos ochenta.

La expresión de esta nueva lucha, no la tenemos en el cine auspiciado por el régimen, aunque debemos de reconocer que se está tolerando un cine alternativo que da duro y en el blanco a todas las expresiones del burocratismo, incluido el policíaco.

El síntoma de esta nueva campaña lo tememos en el artículo recientemente publicado por Granma bajo el título de “Burocratismo, de regla a excepción“, que firma Félix López.

El trabajo comienza cantado loas a la efectividad de la burocracia militar cubana, a decir del autor pioneras en la organización, en la planificación, en el perfeccionamiento Empresarial , así como en la implementación de pagos por los resultados reales del trabajo. Habría que ver hasta que punto es verdad. En cualquier caso en el mundo de López los burócratas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias estarían a años luz de los otros, los malos, los que se enquistas en la economía para rehuir la exigencia y responsabilidad . Y llama la atención el ejemplo que nos trae a colación, el de una burócrata de medio pelo que le dificulta al cuenta-propista la obtención de la licencia, como si nunca hubiera existido aquel otro burócrata de uniforme militar, que no sólo dificultó, sino que prácticamente impidió durante años la existencia del mismo trabajador por cuenta propia; pero ese no es el burócrata que importa en esta historia, sino aquel otro, al de la base, al que que le están llamado, a cambiar de mentalidad, aprenderse de memorial las nuevas reglas de juego y sobretodo a ponerse las pilas para que cumpla la misión de facilitar la actualización del modelo económico cubano.

https://i1.wp.com/www.granma.cubaweb.cu/2011/01/30/nacional/informacion.jpg

Se habla de los pequeños intereses creados, de aquellos a los que : “no les conviene que cambie el sistema de enredo, dilación, impunidad y la “multa” o “mordida” para que un trámite cualquiera llegue a feliz término y de los que disfrutan sus ocho horas diarias de verdugos, haciéndole la vida infeliz y amargando a todo aquel que intente remontar el Gólgota de las licencias, los permisos, los autorizos, y toda clase de trámites y papeles que permiten la existencia de una plaga parasitaria en el seno de la administración pública.

Pero también se habla de los demás de los burócratas, los auténticos en sentido weberianos: esos que obran bien, nos dan alegrías y hacen que no se pierda el optimismo y se pida que se les de espejo público, en la regla y no en la excepción.

No nos cabe duda de que la burocracia cubana, como en tantas otras ocasiones sabrá cumplir la misión asignada, lo hará hoy con la misma efectividad con la que mañana podría ser la gestora de una transformación radical de la sociedad, en dirección a una economía y una política de corte liberal, si comprenden que con ello puede salir beneficiada.

Que nadie se llame a engaño, ni se crea el cuento de revoluciones desde abajo, ya sean de terciopelo o de color naranja, los cambios se dan cuando ese demiurgo universal que es la burocracia decide “dejar pasar”, eso fue lo que pasó en Rusia, está pasando en Tunes en Egipto, pasará mas temprano que tarde en China y sin duda alguna en Cuba. Entonces la veremos de nuevo,  reciclada e imbatible, pisando las tumbas de sus amos de ayer y colgado en las paredes las fotos de los de hoy a los sempiternos burócratas, siempre útiles y necesarios allí donde el estado-nación los demanda.

Cerremos pues este editorial parodiando la vieja consigna comunista: los hombres mueren (incluso los partidos) la burocracia es inmortal.

¡Jama pa Cuba Debate! y para las masas, además de eso; Red. Editorial Cuba Nuestra, 25 de enero de 2011

https://i0.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2011/01/cubadebate_rafa_foto-david-580x386.jpg

Foto que ilustra el artículo Mis primeros días en Cubadebate

Después de leer, y más que ello, ver,  la foto que acompaña el artículo “Mis primeros días en Cubadebate”, publicado por Rafael González Escalona, estudiante de Periodismo de la Universidad de La Habana, no nos queda menos que solidarizarnos con nuestro colega, aunque estemos en campos ideológicos distintos, al grito de JAMA, que es lo que parece, por las razones que sean, faltarle al camarada.

Nos condolemos con el muchacho, más ahora que Pánfilo ha reconocido la deplorable situación de los alimentos en la isla, y no lo ha hecho borracho, sino totalmente sobrio y curado por ese hospital psiquiátrico del que salió vivo, gracias a Dios, o a la fuerza protectora del video en youtube que lo hizo tan famoso- Que Pánfilo navegó con suerte, no hay quien lo dude después de conocer la desgracia de otros pacientes que murieron de frío y falta de alimentación.

Un hospital donde  se está hacienda justicia en lo puramente penal, mas no en lo político. Pero los que murieron de frío en Mazorra, desde allí donde estén,  reclaman algo más que la puesta entre rejas de cocineros, personal medico y administradores: la renuncia, cuando menos,  de toda la cadena de mando que termina en el Ministro.

Sin embargo, hay que reconocer que Rafaél González Escalona, es, en medio de todo un privilegiado. Verdad que por su crónica nos enteramos de que su refrigerador pide a gritos ser llenado, que se va a la cama con hambre y sin jugar agua (bañarse),  pero lo hace feliz, pues goza de lo que a muchos compatriotas (no a todos,  reconozcámoslo) les está vedado, como no lo está para cualquier ciudadano medio de un país medianamente desarrollado: el acceso al Internet; él no tiene que colarse en una embajada extranjera para navegar, mas bien parece que a González Escalona le pagaran por adentrarse en la red, revisa Twitter y Facebook  y sobretodo,  insistentemente, su correo. Al final sale apaleado y contento; es lógico pues está disfrutando de lo que debería ser sino un nuevo derecho liberal, la premisa de una sociedad más justa y humana, el acceso universal y sin censuras a la red. Así, parafraseando al viejo Lenin, el socialismo verdadero sería: JAMA + INTERNET y en el caso de González este futuro parece haberse consolidado, al menos hasta su mitad. Sólo le queda abogar, si de verdad es un hombre nuevo, por la socialización de ese Internet, que le absorbe hasta las ganas de “jamar” (comer).

Cambiando de tercio

Por fin el Gobierno de Venezuela inició la instalación del cable submarino de fibra óptica con que aumentará la velocidad de conexión y expandirá telecomunicaciones en Cuba.

https://i2.wp.com/www.avn.info.ve/sites/default/files/imagecache/nodo_fotografia_268px/221112594112img_8326.jpg

Foto publicada por la Agencia Venezolana de Noticias

Esperemos que ahora se tomen en cuenta las apelaciones de Yoani en el foro auspiciado por la revista Temas y se dejen de censurar, entre otras páginas, las de Cuba Nuestra.

En música, nunca mejor dicho, la isla sigue sonando: Pablo Milanés anuncia conciertos con Milton do Nascimento para febrero próximo, al tiempo que se nos anuncia que el músico p0rtorriqueño Eduardo Cabra, alias “Visitante”, pese a su cara de poca cosa,  ha contraído nupcias con una chica que no se merece, la cantante cubana Diana Fuentes.

https://i0.wp.com/img.emol40.elmercurio.com/2009/04/27/File_200942716328.jpg
Eduardo Cabra, alias “Visitante”

Quizá sea por ahí por donde le entrara el agua del compromiso con el régimen cubanos a Calle 13, ya sabemos lo que tiran un para de… y no sería la primera vez que un régimen totalitario se vale de los encantos de una fémina para ganar aliados.

Reunión Internacional de Maestros

Al margen del adoctrinamiento descarado, en los otros estados la cosa es mas sutil, hay que reconocerle méritos al magisterio cubano, a esos hombres y mujeres que en las peores condiciones materiales, día a día, da lo mejor de sí a esos por los que, como Martí, nosotros también trabajamos.

https://i0.wp.com/www.udual.org/Anuncios/11/Ene/Pedagogia2011UNESCOHabana.jpg

Por eso nos congratulamos por la celebración en, un mega congreso, que le dará oportunidad a nuestros docentes de conocer otras experiencias educativas, establecer contactos, con suerte, hacerse de alguna bibliografía -ojala dentro de ella La pedagogía del Oprimido de Paulo Freire- que les permita desempeñar aún mejor su tarea educativa que a la larga será de “liberación”.

http://andragogia.files.wordpress.com/2009/10/pedagogia-del-oprimido3.jpg

Por supuesto no faltará el uso del evento para propagandizar, mucho más allá de los justo, nuestra “revolución educativa”.

Ya sabemos que el gobierno no da algo si como un plato de comida gratis, y que lo mismo usa al magisterio, que una exposición fotográfica – como esa itinerante titulada Cuba en Imágenes organizada en Santo Domingo por el ” activista de solidaridad” Félix Jacinto Bretón- para que el mundo piense que los cubanos viven en el mejor de los mundos posibles.

http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSCrHwfR-hftMQDCwuO8C4xPoCwZuRslOGVotPqoGrEDYEQv5VMjQ
Bretón en acción

Pero ese es el precio que tenemos que pagar , si queremos que nuestros profesores no se aíslen del mundo y cuenten con recursos que con inteligencia y burlando mil vigilancias, entre otras la del partido, siguiendo el modelos de José de La Luz y caballero, formen la generación, que, con la asistencia de la historia, nos traerá , sino toda, una parte de la libertad, que merece Cuba.

En la guerra como en la paz mantendremos las comunicaciones”: Un paso del gobierno en favor de la intransigencia

Y ya que hablamos de aislamiento, que dirán eso que abogan en contra de los contactos cubano americanos de la ultima trastada de nuestro gobierno, la suspensión del servicio de correo, cortando así la comunicación entre miles de familias en ambas orillas del Estrecho.

Que cosa más fea por parte del gobierno, separa entre si a la gente de su propio pueblo y la suerte que tiene, es no siempre le toca hacer el papel del malo, el exilio está cargado de necios, o de espías que simulan serlo, que hacen lo que les toca en la misión del aislamiento.

https://i1.wp.com/farm4.static.flickr.com/3019/2465428412_d4c6ef762b.jpg

Foto del Ministeroo de Comunicaciones de Cuba, mejor sería decir de la “incomunicación”

Revelanciones

Y ya que estamos muy internéticos esta vez, que le parece amigo lector el uso que se hace de WikiLeaks, lo mismo para descubrir el agua fría de la corrupción en Cuba, que para acusar, con un sesgo ideológico evidente, propio de diplomáticos protestantes,  la supuesta claudicación ante el gobierno de la iglesia Cubana.

https://i2.wp.com/www.state.gov/cms_images/farrar_jonathan_168.JPG

Jonathan Farrar, jefe de la Sección de Intereses de Washington en La Habana (SINA), opina, según cables revelados,  que la Iglesia Católica capitula ante el gobierno de Cuba

Que le pregunten a los católicos de China o Vietnam, los otros comunismos que nos quedan, quien es en este caso el que claudica ante quien, si la curia criolla, o un régimen marxista leninista que lejos de imponer, como el manual manda, un régimen ateo a rajatabla, concede y concede cada vez más, a la fe, cristiana y no solo en su variante romana, sino también a la rusa, por no hablar de alguna que otra secta de matriz luterana.

Pero la  pregunta determinante es la de cuándo nos llegara un CubaLeaks, un héroe que dentro de la red, nos revele, desde adentro del sistema, algo diferente a las insulsas opiniones que desde afuera nos da un diplomático norteamericano, alguien que valiéndose de ese monstruo libertario que es el Internet, nos cuente, a riesgo de que se le rompan los “condones”, las cosas que le oculta su estado al pueblo cubano.

https://i0.wp.com/erprofe.blogueria.org/files/2010/12/vendetta-balas.jpg

Fuera la cosa también esta de “Odinga”

La situación no es fácil, más cuando no es sólo en Cuba donde se violan los derechos humanos, se violan en esa China que ha venido a sacarle a España, las castañas del fuego de la Crisis, la China oficialista al que el rey no le puede decir; «¿Por qué no te callas?», la china cuyo “presidente”, lejos de ser llamado dictador recibe abiertas de par en par las puertas de la Casa Blanca.

El vicepremier chino Li Keqiang (izquierda) estrecha la mano del rey de España, Juan Carlos de Borbón, en la capital española de Madrid.

https://i1.wp.com/www.whitehouse.gov/sites/default/files/imagecache/gallery_img_full/image/image_file/P111110SA-0543.jpg

El “presidente” de la República Popular China, Hu Jintao, se ha “juntao” con su colega  Barack Obama

¿Con que moral se va después a condenar la camarilla cubana, a no ser que se le eche en cara el estar desprotegida del poderosos caballero Don Dinero, ya pasaron los tiempos de las dictaduras buenas y las malas, ahora estamos en los de las pobres y las adineradas y las Pobres. Aunque con la de Cuba nos quedan dudas, pues sólo los Castros saben cuanto jugo le sacan al cubano.

El caso es que mientras el mundo esté como está pocas esperanzas nos quedan a los cubanos, a los que si fueran poco con lo que nos toca pasar, nos rodean naciones, donde, según informa Human Rights Watch (HRW), cada día se deterioran más los derechos humanos en varios países latinoamericanos. A donde iremos a parar?

De lo que puede usted leer esta semana en www.cubanuestra.eu

Que no se diga que en el exilio la razón está pedida, en la pasada edición hablamos de la Fundación Nacional Cubano Americana, en esta publicamos una carta del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos CUTC y la Solidaridad de Trabajadores Cubanos respaldan las medidas de apertura hacia Cuba de Obama, las cuales por cierto apoyó desde Cuba y usando de tribuna, nada más y nadamenos a Radio Martí, el intelectual disidente Dagoberto Valdés, lo hizo aplaudiendo el cable venezolano también, pero exigiendo con el mismo brío que el gobierno amplie el ancho de banda de los derechos también.

Hablamos en esta edición de un encuentro con el,  denostado por algunos círculos de Miami Cardenal Jaime Ortega; de lo que pretende el VI Congreso del, PCC; del llamado aun plebiscito, de la experiencia de un guerrillero en el Escambray; , de Lezama Lima, de libros  relacionados con Cuba o con el mundo, un mundo que traemos a esta revista digital cuando tratamos de guerras mafiosas en La Florida, de la situación en el Medio Oriente, de las comunidades afrohondureñas, de los pueblos Indígenas, de…y vamos a dejarlo aquí, que estamos extenuados, como nuestro joven colega cubadebatiano, hambrientos como él, aunque a diferencia del compañero, a pesar del nieve y el frío, sin saltarnos el turno de la ducha antes de dormirnos.

Nuevas medidas de Obama: un reto para el exilio y para la Habana. Editorial Cuba Nuestra (www.cubanuestra.eu) 18 de enero de 2011

https://i2.wp.com/www.whitehouse.gov/sites/default/files/imagecache/gallery_img_full/image/image_file/P010411PS-0143.jpg

Pluma en mano, el  presidente Barack Obama se sienta en la Oficina Oval, asistido de su Secretaria Personal Lisa Brown, quien le organiza 35 proyectos que se convertirían en leyes el 4 de enero de 2011. (Foto oficial de la Casa Blanca por Pete Souza)

 

“La Sabiduría, la Comprensión y el Pensamiento, son las fuerzas que mueven la Tierra.”
Refrán adivinatorio de Baba Eyiobe

 

¿Bajo el signo de Baba Eyiobe?

Dice el sacerdote Lázaro Cuesta que el signo regente para 2011 es Baba Eyiobe, patrón de los herreros y los militares. Así que  Raúl Castro, parece que podría “ponerse las botas”, los orishas no parecen engañar: La Unión Europea aplazó la discusión de ministros sobre Cuba,  la isla dispondrá de un cable submarino de fibra óptica a partir de julio que multiplicará por 3.000 la capacidad actual de salida internacional, desde Rusia Vladimir Putin le envió un cálido mensaje de felicitación por la Fiesta Nacional en que han convertido los Castros el aniversario de su revolución  en Cuba, se reanudan los contactos con el PRI, partido que parece ser, ganará las elecciones en el vecino México, país cuya vista gorda, mas una que otra mordida, resultó  determinante para  el triunfo de esa misma Revolución; por cierto en el Filmeweb de Mérida se espera una invasión de cine cubano para febrero.

https://i1.wp.com/nimg.sulekha.com/others/original700/raul-castro-vladimir-putin-2009-2-2-8-33-34.jpg

Putín emvió un saludo a Raúl por el triunfo de la revolución respaldada desde los inicios por su antigua agencia, el KGB

 

https://i1.wp.com/www.granma.cubaweb.cu/2011/01/13/nacional/raul.jpg
Raúl Castro Ruz, recibió el miércoles 12 de enero, en el Palacio de Convenciones de La Habana, a Beatriz Paredes Rangel, presidenta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México y vicepresidenta de la Internacional Socialista
 
Y hasta la justicia parece abrirse camino, a ciertos niveles, con  el juicio que se inicia  por la muerte de los 26 enfermos psiquiátricos ocurrida hace un año.

Por si fuera poco, Barack Obama, no solamente acaba de prorrogar por otros seis meses la suspensión del Capítulo III de la Ley de Libertad y Solidaridad Democrática para la isla, sino que acaba de demostrar su fe en los cambios raulistas (o al menos en el uso de estos para lograr mayores aperturas) ampliando los permisos de viajes, de modo que ciudadanos norteamericanos puedan ir a la isla con fines académicos, educacionales, culturales y religiosos, autorizando a los aeropuertos internacionales de Estados Unidos a solicitar permisos para vuelos chárter a Cuba y aumentando la cantidad de remesas a Cuba que podrán ser enviadas por ciudadanos norteamericanos.

Pero no todo es color de rosa

En su declaración del 16 de enero del 2011. Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, interpreta las medidas como nuevas vías de Estados Unidos para lograr sus objetivos históricos de dominación de “nuestro pueblo” aunque reconoce que son  positivas, asegura que tienen un alcance restringido y no modifican la política contra Cuba, limitándose en lo fundamental, a restablecer disposiciones vigentes bajo  Clinton, que habían sido derogadas por Bush a partir del 2003.

En el plano mediático, vemos que mientras la empresa estatal encargada de ello elimina CNN en Español de su televisión por cable -que sólo se comercializa en hoteles, oficinas y empresas extranjeras, pero que ven muchos cubanos empleados en esos centros-  la oficialista Cubadebate se queja de que Facebook y Google la están censurando, o de que los exiliados lograron quitar una Valla que en Miami abogaba por la libertad de los cinco espías.

Los censores se quejan de la censura, y los padres de la burocracia de esta, como es el caso del tercer hombre del régimen.  Ramiro Valdés pide desterrar el burocratismo del país ¡ Hay que tener cara!

https://i2.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2011/01/cubadebate-google.jpg

La intransigencia abofeteada

El sector intransigente del exilio cubano, cuyos analistas y asesores parecen menos agudos que los del ministerio cubano de exteriores,  ha interpretado las medidas de Obama como una bofetada. No se dan cuenta estos exiliados, que tanto o más que a ellos, los pasos del presidente norteamericano, preocupan a quienes dentro de Cuba, necesitan del miedo al ataque “imperialista”, el aislamiento, la ignorancia y la miseria para mantener sus puestos. Hablamos de esa burocracia estalinista que ahora Ramiro dice querer desterrar, como si no formara parte de ella. Ciertamente ésta ha cambiado,  por un lado le ha entrado sangre fresca, con otras visiones, con otras perspectivas,  que es ley de vida, ya no cree, o no está en condiciones de boicotear, con una guerra en África, o derribando pilotos que solo tiraban proclamas, la distensión norteamericana, esa es la mejor prueba de que su Comandante en Jefe, el vencedor de las mil batallas, se encuentra fuera de Juego,  solo tiene consuelo, aunque no lo confíese- en la imagen deprimente del come candela del anticastrismo, que a semejanza del propagandista del comunismo,  más que disentir, arremete sin ton ni son contra el presidente de Estados Unidos, al cual, si fueran otros tiempos no habrían vacilado en linchar, sino disparar para solucionar la diferencia con un cuerpo tendido, al más puro estilo del comunismo.

 Para la desgracia de estos, sólo queda al fanático, de mente estrecha para gritar y manipular, sin el menor respeto por quien preside la tierra que le acogió, tergiversando las razones del “aflojamiento”, como hacía aquel pseudo periodista que sacando la frase de contexto, que ignorando aquello de: Carajo no jodas tío! le aseguró a los perdidos televidentes de Miami que los Aldeanos consideraban héroes a los cinco espías.

Así, de esa misma manera, piensa y actúa nuestra intransigencia, aupada  y embrutecida, sin duda alguna por los agentes enviados de Cuba, que quieren ver a un exilio sin luz larga, un exilio que se cree que la historia se hace a machetazos, y no en la acción previsora y visionaria de los hombres que piensan.

Las medidas de Obama resultan un reto para el exilio, o se alza y se cultiva para dar la batalla cuerpo a cuerpo de las ideas, del contacto con un pueblo olvidado e ignorado que es su propio pueblo y que supera en millones al opositor prisionero, o se aparta de una vez para dejar de molestar a los que sin proponérselo están haciendo la historia, a los cubanos que viajan a su tierra, que ayudan a los que quedaron en ella, en silencio, sin poses heróicas, quizás porque no saben el daño que con cada beso o cada peso que mandan a su gentes en Cuba, le hacen a la propaganda oficial, al estado de cosas, que hasta hoy se sostiene en el monopolio, un monopolio, un monopolio que a su vez niega la democracia; que se está viniendo abajo, lentamente, por si mismo y ahora con el empujoncito de Obama.

Que viaje la ciencia a Cuba, y que llegue el dinero,  ahora que el estado se desprende de un 25 por ciento de sus empleados, que se abres posibilidades  de vivir o sobrevivir sin depender de él, que se permite  de venta de mariscos, carne de res y el contrato de empleados en  restauranzuelos privados de hasta 20 sillas.

Sin duda alguna Obama no esta apostando por un socialismo, anima pequeña empresa, si como la entrada a  Cuba de una ideología que nada tiene de Marxista o anarquista, pero con sus medidas se abre al cubano de afuera la posibilidad -por mas que nos peses a los “progresistas” del mundo o a los “reaccionarios” de Miami- no sólo sostener familiares -que a veces, la verdad hay que decirla, terminan en parásitos- sino también de salir por ella misma adelante, ahora, quien se lo proponga, podrá usar ese dinero como base para crearse un empleo; gracias a una liberalización cuyas consecuencias finales desconocemos, pero que difícil resulten peores que lo que hoy tenemos.

De lo que traemos en esta revista

Todo el mundo sabe que con Ninoska Pérez Castellón, y su Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), se fue todo lo que hacía de la Fundación Nacional Cubano Americana una organización incapaz de sintonizar desde el exterior con los cambios de Cuba. Hoy es un grupo moderado lo cual no resulta óbice para el ataque despiadado del gobierno, quien por su parte se cuida mucho de explicar la transmigración sufrida al CLC, del que nunca habla. Pese a ello La FNCA no se amilana y honra como nunca antes su nombre respaldado a Obama, aquí publicamos su declaración.

Traemos además un comentarios sobre la blogera Yoani, anunciamos el  Congreso del Partido Arco Progresista, narramos la Odisea consular de una cubana, defendemos el derecho de los excarcelados por motivos de conciencia a permanecer en Cuba, abordamos el examen ineludible que merece la nación y nos metemos de alguna manera en los programas de la televisión hispana de Miami.

De política internacional hablamos; resumiendo la primera década del siglo, comentando tres demostraciones en Estocolmo, hablamos de historia, concretamente del bicentenario de la independencia de Venezuela, y caemos definitivamente en  arte y la cultura refiriéndonos a Agatha Mary Clarissa Miller, el lanzamiento del libro “Paredes Blancas”, la muestra de Jean-Léon Géromé en el madrileño Museo Thyssen-Bornemisza y la presencia de un grupo danzario infantil ruso que acaba de estar en Suecia.

Por lo demás ya sabe donde encontrarnos, aquí estamos contra los dogmatismos y la intolerancia de cualquier signo, siempre con la guardia en alto en nuestro sitio http://www.cubanuestra.eu

Economía Participativa: la alternativa que necesitamos. Editorial Cuba Nuestra, 9 de enero de 2011

https://i1.wp.com/lh3.ggpht.com/_8-rG1l-uzoQ/S0YoAM2EzmI/AAAAAAAAASI/6s5tgSfpi_U/s512/IMAG0034.JPG

Mercado agropecuario cubano. Foto: Alberto Hernández

De lo que puede usted leer esta semana en www.cubanuestra.eu

Esta vez, Cuba Nuestra, la revista semanal que usted acostumbra a leer en http://www.cubanuestra.eu, si que viene cargada, hablamos de libros y otras publicaciones, como la última revista de The Cove Rincón, de la polémica desatada con la crítica que hace Zoe Valdés a un artículo de Oscar Peña, hablamos de “comics”, de la Cía, de la Guerra Fría, y hasta del Copón Divino, le llevamos de aquí para allá, lo mismo a una pirámide mexicana, que a una montaña blanca en Suecia, y por supuesto, le metemos el hombro, desde mas de un ángulo al tema cubano, si le interesa, no deje de visitarnos y ahora, al grano.

Tiempos de cambio

Una de las constantes que se repetían tanto en la llamada Ley Torricelli de 1992, como la Ley Helms-Burton, de 1996, era la invocación, sin duda alguna impertinente, a que se estableciera en Cuba una economía libre de mercado. Otra cosa es demandar el respeto por los derechos humanos en el país caribeño o la creación allí de un sistema democrático, que no tiene que ser necesariamente el norteamericano, de modo que el pueblo cubano tenga derecho no solo a elegir sus dirigentes políticos, sino incluso a determinar el mejor modo de explotar su riqueza. Esto si es legitimo, no que no lo es  intentar  imponerle a los cubanos, con presiones económicas desde afuera, un determinado modelo económico, en definitiva es hacer mismo que ha estado haciendo el régimen imperante desde adentro y a punta de bayoneta en los últimos cincuenta años.

Ahora con los miles de despidos y la creación de un sector empresarial privado que en teoría se encargará de esa masa desempleada, tal parece que el raulismo hubiese claudicado ante las presiones de sus enemigos.  Podría haber hecho otra cosa, reducir la jornada laboral, creando más tiempo para el desarrollo personal o crear él mismo;  las pequeñas empresas que satisfagan las necesidades de las que ahora se encarga el trabajador por cuenta propia. Sin embargo, se ha ido por la mas fácil, por adoptar los ingredientes más repelentes, de la receta “liberal”

Los liberales del exilio deberían alzar su copa ante la victoria de su ideología que ha tenido lugar en territorio enemigo, pero no lo hacen,  para no destapar la liebre antes del cambio final o quizás por considerar inconsecuente la liberalización anunciada, demasiado limitada como para convertir a Raúl Castro en uno de los suyos. Como si Roma se hubiera construido en un día, prefieren seguir, abogando por el mantenimiento de una medida estatalista como es el embargo; mientras  tildan a Raúl Castro, el mismo que desinfla al estado,  de dictador comunista. Todo a pesar de que el régimen cubano,  al margen de su retórica, está se encuentra tan lejos de cualquier paradigma socialista, como cerca está del paradigma capitalista; algo que se descubre cuando se sienta en el actante del gran empresario a los que gobiernan en Cuba.

La vocación capitalista del raulismo es tal, que se siega, ya no ante el elemento ético, propio de la doctrina socialista, que exige la seguridad del trabajador y la obligación del estado, ya no de su sindicato o partido de vanguardia de velar por que siempre tengan trabajo.  Se ciega incluso ante las catastróficas consecuencias políticas que para el propio régimen puede tener el hecho de desarmar, ese sistema de asistencia social disfrazado de empleo, que representaban las plantillas infladas, olvidando que ha sido gracias a ella que miles de cubanos han estado dispuestos a marchar a la plaza a gritar, ya  repudiando a los que se marchaban por el Mariel o reclamando el retorno del niño Elián y de los cinco espías. Ahora cuando el empleo estatal desaparezca para miles de personas, desaparecerá con este la cadena que le ataba al estado y aunque siempre quedará la policía o los partidarios que quedan asalariados para reprimirlos, el caldo de cultivo para la disidencia y la oposición se habrá multiplicado, sin la necesidad de un solo dólar norteamericano.

Nada de esto habría ocurrido si los Castros fueran socialistas de verdad, si bajo ellos tanto la sabiduría popular, como el saber de la ciencias hubieran tenido toda la libertad; ellas habrían encontrado mil formas de explotar la riqueza de la isla de una manera en que  ni todas las manos, ni todas las mentes de los cubanos darían abasto en el agotamiento de las posibilidades de producir.

Pero no ha sido así, a pesar del famoso llamado de Fidel, no a creer, sino a leer (como si una mentira  por estar escrita, dejara de serlo), los cubanos han tenido que leer, pensar y decir, solo lo que le interesa a un gobierno de viejos, que si fueran honestos habrían sido los primeros en dimitir de sus puestos en esta hora de despidos.

Despidos que como sabemos vendrán determinado los grados de compadrazgo y “sociolismo”, que exista entre los que despiden y los posibles a despedir, un proceso retorcido que sembrará nuevos resentimientos y desavenencias,  del que los sindicatos, supuestos veladores contra los nepotismos  no podrán librarse porque forma parte del sistema. Que a la hora de cumplir las normas de los despidos, no será la racionalidad, sino alcanzar la cifra designada  lo que dirá la última palabra en un país que por desgracia no se guía, si quiera, por una sana y estimulante meritocracia.

No se trata de cantar loas al pseudoempleo imperante, sino de condenar a un gobierno que no ha sabido darle  a cada cubano el trabajo horado que merecía, la oportunidad de explotar su talento y su conciencia  en beneficio de la sociedad de una manera digna y racional.

Y ya que las ciencias sociales de la isla han sido maniatadas, primero para que no criticaran el modelo soviético y ahora para que se traguen sin chistar la fórmula china, tendremos que  introducir desde afuera la fórmula que debió que debió  nacer por necesidad  en la universidad o en la asamblea popular de dentro, la idea salvadora,  que gobernantes y censores del pensamiento no han dejado crecer una tierra, que un día se presentó a si misma como el primer territorio libre de América, llamada por los soviéticos,  con toda la sospecha que esto implica, la isla de la libertad.

Parecon como respuesta al Castrismo tardío

En el número 2 de la revista Municipio Libre aparece un artículo de Jon Las Heras, miembro de ICEA, que deberían leer todos los economistas cubanos, no solo los de la disidencia, sino aquellos de la oficialidad, que quizás mañana mantenga el control de los mecanismos para emendar el desbarajuste económico y social, que está provocando nuestro presidente- general, con una medicina que es peor que la enfermedad.  Se trata del trabajo “Una Introducción al modelo de la Economía Participativa” (la primera parte también aparece en la edición  373 de CNT) donde se explica  modelo de economía participativa conocido como Parecon, ideado por los pensadores Michael Albert y Robin Hahnel a principios de los 90, buscando lo que en teoría el socialismo debió haber garantizado  a los cubanos: que las decisiones económicas fuesen tomadas de una forma democrática, todo esto a través de un modelo que rechaza por igual, tanto la propiedad privada de los medios de producción como la planificación centralizada.  Se buscaría pues sustituir la dominación de los capitalistas o los gerentes “comunistas” sobre los trabajadores, por una colaboración entre productores y los consumidores que promueva la equidad, la solidaridad, la diversidad y la auto-gestión.

Según este artículo M. Albert y R. Hahnel consideran que la propiedad privada que cada individuo, familia o empresa ha sido capaz de acumular no tiene por qué ser igual al trabajo realizado para conseguir dicha riqueza, de ahí que el Parecon promueva la abolición del traspaso de las herencias a los familiares y descendientes y así eliminar las desigualdades entre diferentes personas desde la niñez. Al mismo tiempo, como se busca la equidad como “valor económico”, no se considera la productividad como una medida según la cual recompensar la actividad económica, de lo contrario se seguirían generando desigualdades sistémicas.

Parecon, en un cuidadoso crítico retorno a la utopía marxista se opone a esa especialización absoluta generada por el capitalismo y practicada en los “socialismos reales”, algo que nos aleja  de la vida dinámica y plural y que nos impide desarrollar nuestra creatividad a la hora de resolver problemas muy diversos. Así mismo, los creadores de este modelo consideran que los  mercados impiden la solidaridad ya que no ofrecen la información cualitativa necesaria para que los productores juzguen cómo su actividad afecta a los consumidores o viceversa.

La critica de M. Albert y R. Hahnel a la economía de planificación centralizada no resulta menos contundente  que la  que hace a esa de mercado,  que poco a poco se abre camino en Cuba, como ya se abrió en China y Vietnan.

En caso como el cubano, típica economía planificadora; sí aceptamos la crítica del Parecon, tememos que aceptar que los dirigentes  acumulan muchísima información que manipulan y usan para imponer ciertos valores a los productores y los  consumidores. Al final surge una nueva clase dominante que es la que coordina y decide qué hacer. Al final la planificación centralizada también genera explotación, opresión y alienación y si no que se lo pregunten a los cubanos. A todo esto hay que agregar el gran problema de la planificación centralizada, el de la infinidad de datos que necesita  sobre recursos, capacidad productiva, equipos de trabajo, etc, que exigen de la dirigencia  se convertir  en una especie de ser omniscientes, lo cual es imposible, incluso, aunque suponiendo “generosamente” que pudieran acumular dicha información, para que los trabajadores ejecutasen.

Frente a los dos males enunciados, el del mercado y la economía centralizada quedaría el modelo que, en nuestra opinión  debió haberse implementado para evitar la debacle, el  modelo de la Economía Participativa. Este se caracteriza, según  Jon Las Heras, por los siguientes 4 puntos, los cuales reproducimos tal y como aparecen en la revista Municipios Libres:

1.- Consejos de productores y consumidores: estos serían los órganos fundamentales para la producción y el consumo. Las personas toman el papel de productores (en la fábrica, oficina o lugar donde trabajen) revelando públicamente las características cuantitativas (que podrían representarse mediante un sistema de precios) y cualitativas de su trabajo: el tiempo y los materiales necesarios para producir, el grado de esfuerzo que la tarea implica, las habilidades necesarias para realizar la tarea, las condiciones laborales, etc. La toma de decisiones se haría democráticamente y dependiendo de su relevancia tendría que aprobarse por una votación por mayoría, 2/3 del total o si fuera necesario, por consenso. Los consumidores tendrían que aportar la misma información pero agregando las preferencias de cada individuo, barrio, pueblo, ciudad, región o federación, en un plan propio. Esto es porque existen diferentes niveles de necesidades, no es lo mismo necesitar un cepillo de dientes, que una biblioteca pública para el municipio o una carretera que una dos ciudades; cada agrupación haría una propuesta con su cesta de consumo teniendo en cuenta el trabajo que cada unidad hubiera realizado y lo que se ha necesitado para producir dichos bienes, al igual que las condiciones de los trabajadores que producen dichos bienes.

2.- Planificación participativa: En asambleas de barrio, ciudad, región y federación, se toman y coordinan las decisiones que afectan a cada nivel, uniendo propuestas y resolviendo los conflictos que puedan surgir de las diferentes preferencias. Así, siempre y cuando se asegure una cesta de consumo mínimo por cada barrio y por cada individuo, independientemente del trabajo mejor o peor realizado; a través de los precios, que reflejaban las características cuantitativas del proceso productivo, y la información cualitativa que los trabajadores hayan aportado, las asambleas intentarán enlazar la oferta y la demanda repetidas veces, haciéndoles a los agentes modificar sus propuestas hasta que lleguen a un punto en común. Albert y Hahnel proponen que exista un Comité de Asistencia a la Iteración que trabaje exclusivamente para coordinar este proceso.

3.- Combinaciones equilibradas de empleo: El modelo de la Economía Participativa no aboga por la especialización, que supone la existencia de personas con mayor capacitación para obtener información y habilidades, sino por que cada persona realice una pluralidad de tareas y se promueva la rotación en el lugar de trabajo. De esta forma, el cirujano no sólo se dedicaría a operar al paciente, también tendría que, por ejemplo, destinar una parte de su trabajo a limpiar y organizar el laboratorio o a hacer la labor de secretario. Cada cual sería libre de decidir dónde trabajar, pero debido a que el empleo no estaría restringido exclusivamente a una tarea, los trabajadores tendrían que realizar una pluralidad de actividades asumiendo diversas responsabilidades.

4.- Remuneración: Ya que en el Parecon no existe la propiedad privada sobre los medios de producción (aunque sí que se concibe la posesión de ciertos bienes, concepto que Proudhon bien describió), la variable que proponen como retribución al trabajo que cada individuo aporta a la sociedad es el esfuerzo. Es decir, proponen que la remuneración tendría que calcularse según las horas de trabajo empleadas y, teniendo en cuenta también, cuánto de satisfactoria fuese la tarea realizada. Así, habría que establecer ciertas medidas estándares basándose en las horas de trabajo y la información cualitativa enviada por cada puesto de trabajo. Por ejemplo: en un mismo puesto de trabajo que agrupe una serie de tareas similares, obtendría una mayor remuneración aquel que trabajara proporcionalmente más horas aparte del mínimo necesario, sin tener en cuenta la productividad de cada trabajador. Esta remuneración extra la habría obtenido para poder consumir alguna facilidad que estuviera fuera de la cesta básica de consumo otorgada a cada persona por el mínimo de horas que se le exige. Tampoco tendría por qué cobrar más un editor que trabaja seis horas que un minero que trabaja cuatro, ya que el trabajo del último es más arduo y menos gratificante que el del primero.

Por sus valores, por lo frágil de sus estructuras sociales, por la movilidad de su población en términos laborales, por sus necesidades de cambios reales, incluso por sus frustraciones actuales, no existe país en el mundo en mejores condiciones para establecer este modelo que Cuba, es una lastima que su gobierno se le haya agotado hace mucho tiempo la capacidad de experimentación (que no de improvisación),y por supuesto la ilusión utópica de crear una sociedad mejor para los ciudadanos.

Y que no se crea que ha sido por falta de consejos, en 1989, con una buena fe digna de mejor causa el propio Michael Albert hizo un llamado en este sentido con su articulo ¿CUBA SÍ?

https://i1.wp.com/www.speakoutnow.org/img/pic/Albert.jpg

Michael Albert

Entonces el teórico se preguntaba en que lugar quedaba Cuba, en los momentos en que se tambaleaba el apoyo del bloque soviético y el modelo político leninista y el modelo de planificación económica centralizada estaban siendo abandonados en todas partes y señalaba los tres principales obstáculos que han impedido la participación política del pueblo cubano:

* El Partido Comunista Cubano monopoliza todos los medios legítimos para ejercer el poder político y de ese modo asegura que sólo hay una vía política cubana, la del Partido y su líder. El primer problema es el leninismo.

* La omnipresencia de Fidel Castro deja poco espacio para que cualquier vía popular pueda conseguir un verdadero poder descentralizado desde las bases. El segundo problema es el Fidelismo.

* La buena voluntad de los Estados Unidos para manipular las diferencias políticas y destruir las revoluciones del tercer mundo (como demostraron ampliamente en las recientes elecciones nicaragüenses) justifica la estricta reglamentación. El tercer problema que encara Cuba es el “no tan benevolente” Tío Sam.

Michael Albert  colocaba a la dirigencia de la isla entre dos alternativas, la primera sería la de superar la “glásnost” pasando del leninismo y la dictadura a una democracia participativa basada en la participación de las masas.La segunda sería la defender el autoritarismo y mantener los privilegios bajo la excusa de “Defender la Revolución.”

La nota, reconozcámoslo, padece de cierta ingenuidad, de cierto desconocimiento del fuero interno de Fidel Castro, de la distancia abismal que existe entre su discurso revolucionario y su vocación por el poder. De otro modo habría previsto cual sería la alternativa elegida,  por los que gobernaban e Cuba, la misma que hoy persiste y gracias a la cual los planificadores y burócratas estatales sigue monopolizando las decisiones y los trabajadores cumpliendo órdenes.

Así ha sido desde entonces y la liberalización anunciada no parece que cambie mucho las cosas; el trabajador cesante, salvo que sea un buen “bisnero” o  tenga el capital que le envíe algún familiar extranjero para iniciar una pequeña empresa, seguirá siendo un subordinado como antes lo fue de la empresa estado, ahora de algún pequeño empresario que no se andará con chiquitas a la hora de sacarle el jugo, cuando tenga que echarlo a la calle, como ya le echó Papá Estado.

Por eso, para las grandes masas cubana, si hay una alternativa, esta no es precisamente la china,  o la que le recomiendan los grandes expropiados que en Miami -que no el exiliado trabajador y de a pie- esos que  piensan mas en recuperar sus pertenencia y ajustar cuentas, que en construir una sociedad más justa que la que ellos dejaron y la que el castrismo nos ha legado. Sólo, al cubano, más proletario que nunca bajo la explotación del capitalismo de estado, una sola vía, esa: tiene un nombre: “Economía Participativa”. Quizas primero tenga que  jugar sus cartas la biol0gía, quitando del medio a Raúl, como debió quitar a Fidel para dar paso a la chinización, sin embargo, lo último que podemos perder es la esperanza, digo si aún queda dentro de los cubanos una mínima chispa de revolución.

https://i0.wp.com/blog.pucp.edu.pe/media/1309/20080225-raul_castro_y_fidel.jpg

  • Calendario

    • enero 2011
      L M X J V S D
      « Dic   Feb »
       12
      3456789
      10111213141516
      17181920212223
      24252627282930
      31  
  • Buscar