Por una prensa aunténticamente revolucionaria: A propósito del Félix Elmuza y la apertura homosexualista y la muerte de un disidente en Cuba

Entregan distinción Félix Elmuza a José Pertierra (C), abogado que representa al gobierno de Venezuela para la extradición del terrorista Luís Posada Carriles y a Carmen Lira (D), directora del diario La Jornada, de México, en el Palacio de Los Capitanes Generales, en La Habana Vieja, Cuba, el 13 de mayo de 2011. AIN FOTO/Sergio ABEL REYES
Foto y textos publicados en Cuba Debate: Entregan distinción Félix Elmuza a José Pertierra (C), abogado que representa al gobierno de Venezuela para la extradición  de Luís Posada Carriles y a Carmen Lira (D), directora del diario La Jornada, de México, en el Palacio de Los Capitanes Generales, en La Habana Vieja, Cuba, el 13 de mayo de 2011. AIN FOTO/Sergio ABEL REYES.

En este frente [ el de la prensa cubana,] se requiere también dejar atrás, definitivamente, el hábito del triunfalismo, la estridencia y el formalismo al abordar la actualidad nacional y generar materiales escritos y programas de televisión y radio, que por su contenido y estilo capturen la atención y estimulen el debate en la opinión pública, lo que supone elevar la profesionalidad y los conocimientos de nuestros periodistas; si bien es cierto que, a pesar de los acuerdos adoptados por el Partido sobre la política informativa, en la mayoría de las veces ellos no cuentan con el acceso oportuno a la información ni el contacto frecuente con los cuadros y especialistas responsabilizados de las temáticas en cuestión. La suma de estos factores explica la difusión, en no pocas ocasiones, de materiales aburridos, improvisados y superficiales.
Raúl Castro: Informe Central al VI Congreso del PCC…

Muy buenos, en cuanto a concepto de periodismo y tratamiento de la realidad, se refiere,  son los dos últimos artículos publicados por Eduardo del Llano en su blog personal: LOS CABALLEROS DE LA MESA y TENGAN LA MÁS COMPLETA SEGURIDAD. En el primero, el atrevido cineasta cubano le toma la palabra a Raúl Castro y emplaza,  a ese antiperiodismo que es la “mesa redonda”  de la Televisión Cubana, a mejorar como  espacio informativo y de debate,  a seguir en última instancia  lo acordado en el pasado congreso del Partido Comunista. En el Segundo texto,  del Llano le sale al paso a los trasnochado que en su desconocimiento de la extraña dinámica de la sociedad cubana, acusan al realizador de ser un agente de la seguridad del estado por el echo de que se atreva a tanto.

En los CABALLEROS,  Eduardo recomienda a los “meseros” a reformular el espacio, permitiendo el enfrentamiento de diversas posiciones y escapando de lo monocorde, rescatando el sentido originario, democrático y anti jerárquico de la Tabla Redonda del Rey Arturo.

Que Eduardo, se haya atrevido a hacer esto, desde Cuba, le ha parecido cuanto menos sospechoso a algunos lectores de su blog, quienes, según lo que el mismo artista escribe, le han insultado acusándole de ser un protegido del régimen, lo mas probable es que sean ellos mismos los agentes del poder, disfrazados como es común de extremistas del otro lado.  También se le acusa de haber dicho lo que dijo, después de haberlo declarado Raúl Castro.

A esto, el realizador cubano, muy bien ha respondido, recordando que el tema había sido tratado en su corto Brainstorm, del 2009, basado en el cuento Consejo de Dirección, de 1998, y publicado en 2010, en su libro Sex Machine por la editorial Letras Cubanas, otra señal  de los cambios lentos, pero positivos, que se están dando en Cuba, aunque no satisfagan a todos.



Eduardo del Llano presenta y firma su libro Sex Machine. Fotos de Alain Gutiérrez, publicadas por La Jiribilla

El artista y escritor recuerda su historiar de conflictividad iniciado con Alicia en el pueblo de Maravillas, estrenada en 1991, pero en cuyo guión venía trabajando desde 1988., seguido (o antecedido) por las piezas de NOS-Y-OTROS, Monte Rouge,Brainstorm. Al final de su nota el bloguero deja clara su posición ideológica: De tanto repetirse, acaba por divertirme la insistencia de algunos en esa postura de “no, si yo te entiendo, es que en Cuba no puedes decir más”. Si no digo más no es por cuidarme, sino porque no pienso así. Más claro, ni el agua: soy de izquierda, y confieso que no me parece de mal gusto la palabra revolucionario.

Por su valor, y consecuencia Eduardo del Llano se perece todo el respeto del mundo, como artista y como revolucionario. Aunque no la busca y probablemente la desprecia, si se hiciera justicia a la verdad y bastando con el guión de Brainstorm y la critica que para bien de nuestra prensa aquí se realiza debería ser Eduardo del Llano  condecorado con la distinción Félix Elmuza instituida por el Consejo de Estado en 1979 y que otorga la presidencia nacional de la Unión de Periodistas de Cuba ,  una señal clara de integración orgánica que existe en Cuba entre prensa y estado.  La distición toma su nombre de Félix Elmusa Agaisse. Nacido en Marianao, La Habana el 24 de noviembre de 1917,  Félix Elmusa  se graduó  en  1949 de periodismo en la escuela Márquez Sterling e ingresó en el Colegio Nacional de Periodistas. Trabajó para los diarios  El Sol, La Prensa y La Discusión y en la emisora Radio Progreso. Formó parte del alto mando en la expedición del Granma, y murió asesinado, el 8 de diciembre de 1956,  6 días después del desembarco. Fue un hombre valiente que supo enfrentarse a una dictadira y dificil resulta encontrar,  entre los condecorados con su nombre, alguno que esté a su altura.

Félix Elmusa Agaisse, ejemplo de periodista revolucionario,

 Félix Elmusa Agaisse

La máxima condecoración de  la UPC, se concede a quienes tengan los siguientes méritos:

1. Destacada labor profesional durante quince o más años de servicio.

2. Realizar aportes importantes al periodismo, con investigaciones y otros trabajos dedicados al ejercicio de la profesión o a su enseñanza, que le hayan merecido premios o reconocimientos nacionales e internacionales.

3. Promover relaciones de amistad y colaboración entre la UPEC y los periodistas cubanos con sus colegas y organizaciones de otros países.

4. Realizar en el exterior una obra periodística relevante que refleje la realidad de Cuba.

5. Haber desarrollado durante años, desde responsabilidades en el Estado, el Gobierno y la sociedad, vínculos a favor del trabajo de la prensa y de la UPEC.

La Presidencia nacional de la UPEC evalua por separado cada una de las solicitudes recibidas y por mayoría simple de votos determina el otorgamiento, aplazamiento, o denegación de la Distinción. Lamentablemente quienes se les  otorgan este galardón no están a la altura de los valores que defiende con su obra del Llano, y quizás sea esta la razón por la que su nombre no aparece en la lista de hombres y mujeres de la prensa y a otras personalidades, que han recibido la medalla. Y no es porque en términos académcios Eduardo no se haya formado como periodista o sea mayormente un artista y escritor de ficción, pues Silvio Rodríguez ni siquiera ha pasado por una universidad y, sin embargo, si ha sido galardonado, tal vez por sus indicutíbles méritos propagandísticos, que es de lo que se se trata  en escencia, cuando la oficialidad habla de periodiemo en Cuba.

“La guitarra y la música me desviaron de seguir en el periodismo”, expresó Silvio Rodríguez al recibir la Felix Elmuza según Telesur. (Foto: radiocubana.cu)

Lo que sucede, es que para recibir esta Orden, por lo visto se necesita otra madera, que no es precisamente la de izquierda, ni la revolucionaria. Hace falta una buena dosis de oportunismo, por no hablar de perruno servilismo ante el gob ierno cubano, como es el caso de los españoles, que el año pasado obtuvieron el depreciado galardón, como el trásfuga del periodismo Pascual Serrano Jiménez (Valencia, 1964) quién comenzó su carrera periodística en el derechista ABC para terminar fundando ese pasquín  de Rebelión o señoritingo de la propaganda castrista en España José Manzaneda, coordinador del mal llamado Proyecto Cuba información, en propiedad “desinformación”. 


Serrano amedallado en Cuba.: Foto: Roberto Morejón, JR.

Este año se vuelve a hacer escarnio del periodismo cubano empercudiendo la memoria del pobre Elmuza con nombres como el del sofista Enrique Ubieta, Carlos Serpa, el agente “Emilio”,  Moisés Rodríguez, “Vladimir” para los órganos de la Seguridad del Estado; el abogado José Pertierra, abogado de Venezuela, encargado de convertir el juicio contra Luis Posada Carriles en un acto de propaganda en favor del régimen cubano o la señora; Carmen Lira Saade, directora de esa especia de agencia propagandística de la dictadura en Cuba que es el periódico mexicano La Jornada, el mismo diario que  en su artículo del 7 de mayo 2005; de Grupos anticastristas piden a Fox frenar la repatriación de cubanos, afirmo de nuestra revista la tremenda mentira  de que era administrada por organizaciones anticastristas radicadas en Miami.

Entrega de la distincion Félix Elmuza a perdiodistas cubanos, en La Habana, Cuba, el 9 de marzo de 2011. AIN FOTO/Sergio ABEL REYES/are

El vicejefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido, Alberto Alvariño, entrega de la distincion Félix Elmuza a Enrique Ubieta, director de La calle del medio, en La Habana, Cuba, el 9 de marzo de 2011. AIN FOTO/Sergio ABEL REYES

Para quienes no la conozcan recordemos que la señora tiene el mérito de haberle arrancado a Fidel Castro, en la entrevista a Fidel Castro, publicada el 30 y 31 de agosto de 2011, que también reprodujo Cuba debate, su autoinculpación como responsable de la represión de los homosexuales en Cuba. Una entrevista que no solo le valió a su autora el Premio Nacional de Periodismo en México, sino que de alguna manera sirvió para legitimar esa suerte de apoteosis de la homosexualidad revolucionaria Protagonizan la marcha contra la homofobia realizada el 14 Mayo 2011 en La Habana como parte de una jornada en la que estaban previstas además, y eso lo aplaudismoms,  charlas filmes y exámenes de VIH.

Una demostración en las que los manifestantes portaron banderas del arco iris e imágenes de Fidel Castro, y que fuera encabezada por Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) e hija del presidente cubano, Raúl Castro. En otras palabras, mientras sea “Con la Revolución (el poder de los Castros)” se admite todo, incluida la homosexualidad.

Jornada contra la Homofobia en La Habana. Foto: REUTERS/Enrique De La Osa
Jornada contra la Homofobia en La Habana. Foto: REUTERS/Enrique De La Osa

Otra cosa es salirse del plato y enfrentarse al desientimientofobia, o peor aún,  resistirse a la arbitrariedad policial, entonces puede ocurrir lo que, presuntamente pasó y denunció cuatro días antes de la glamorosa marcha lésbico-gay de La Habana,  el grupo plural de análisis Alianza Democrática Cubana (ALDECU) sobre la muerte de Juan Wilfredo Soto García.

Según el grupo , integrado por Héctor Palacios, Gisela Delgado Sablón, Guillermo Fariñas Hernández (sentado en la mesa), René Gómez Manzano, Iván Hernández Carrillo, Félix Navarro Rodríguez, Ruiz y Elizardo Sánchez Santa Cruz Juan Wilfredo Soto García había objeto de una brutal golpiza policial el día 5 de mayo de 2011; es decir, menos de 72 horas antes de su lamentable muerte. El atropello, según los declarantes,  habría sido perpetrado por varios agentes de la autoridad, aproximadamente a las nueve de la mañana (es decir, en pleno día), en el Parque Vidal, de la ciudad de Santa Clara ante una Veintenas de testigo. Así mismo se denuncia que en más de una ocasión, Soto García había sido amenazado de muerte por varios oficiales de la Seguridad del Estado, que son los mayores Héctor de la Fe Freire, Oilisab Morales Rodríguez y Raúl Azary Rodríguez Vázquez.

Del mismo modo mismo los disidentes rechazaban la nota Informativa emitida el día anterior por las autoridades cubanas  acusándola de pretender encubrir la naturaleza criminal de la golpeadura sufrida por Soto García, denunciar el proceder de los agentes de la autoridad que están visitando a los testigos de la golpeadura para que no testifiquen y demanda una investigación pública y transparente del caso.

Estamos en presencia de dos versiones sobre un hecho completamente opuestas, la que da el gobierno, incluso basándose en los testimonios de una hermana, algo que no dice mucho, cuando se sabe lo adelantada que anda cuba en ese proceso universal de destrucción de valores, y sobretodo lealtades familiares y la que dan los compañeros de oposición del fallecido. Los enemigos del gobierno tomaran partido sin pensarlo dos veces por lo que afirmen sus disidentes, mientras que sus fanáticos se sumaran a la campaña en defensa del estado, que el régimen ha lanzado en todos los flancos, incluso en la revista digital Kaos en la red, una ventana abierta a la izquierda disidente cubana que el régimen esta logrando tupir a base de envíos de sus aliados internos y externos; estos han convertido la sección de Cuba en un vertedero de propagandistas y escamoteadores, al estilo de los de Cuba Información, empencinados en hacernos creer que cada vez que alguien habla mal de Cuba lo hace en virtud de una campaña pagada desde USA o Europa. Y ahora puede usted allí encontrar lo mismo al propalador de Jean Guy Allard, que el ex espía y falso periodista independiente, Manuel David Orrio que dinosaurios del panfletismo oficialista Roberto Pérez Betancourt y Soledad Cruz; es como si no les bastara para su rol de megáfonos del gobierno: encontrarse entre los elegidos que trabajan dentro del sistema monopolista de prensa del estado cubano.  Algo que sólo se justificaría si esa prensa fuese plural, donde todos los sectores y variedad de opiniones del pueblo pudieran reflejarse, concediendo al que disiente con respecto a la línea gubernamental,  ese mismo espacio que acaba de otorgársele al que defiende alternativas, hasta ayer no aceptadas de orientación sexual,  en otras palabras si fuera en profundidad una prensa revolucionaria.

Si en Cuba hubiese una auténtica prensa esta habría actuado como un poder independiente, entrevistado a todas las partes implicadas y demostrado, por ejemplo, por qué si los disidentes mientes, no se les encausa formalmente por difamación. Este hecho es suficiente para sospechar que la policía cubana, como hacen sus colegas en todo el mundo ejerce la brutalidad. Una brutalidad que en este caso convierte a la policía cubana en un factor de contrarrevolución, no solo por la manera en que viola la propia ley socialista, sino por las armas que le dan a todos aquellos que hacen pasar como socialista por antonomasia al capitalismo de estado cubano y su estructura autoritaria, el castrismo, usándolo como instrumento para desprestigiar cualquier idea de izquierda.

La Jornada, en la figura de su directora, y llenándose del espíritu izquierdista y revolucionario de Eduardo del Llano podría y debería demostrar en Cuba, la independencia que proclama y de la que alardea, que de verdad sabe hacer periodismo, que la jefa se merece todos los premios que ha recibido. Esto se lograría con reportaje creíble y profesional sobre el caso de Juan Wilfredo Soto García, ese hombre cuya pobre madre nos parte el alma en su dolor de viejecita abandonada por culpa de la desgracia,  que con todo el derecho del mundo se niega a dejarse politizar y que presisamete, por eso, merece que se le haga juticia, encontrando la verdad sobre la muerte de su hijo.

La Jornada debería hacer gala de un poco más de  profesionalidad, dejarse de tanta ceremonia en la isla y hacer de ” juez” en este caso: entrevistar policías y a quienes los acusan por igual, demostrando con imparcialidad quien miente en Cuba, si el poder o el que se le opone, y al hacerlo no estará atacando la revolución, sino a sus peores enemigos, los que en forma de burocracia, ya sea política, administrativa, o policíaca, le carcomen las extraña. Sólo y sólo entonces La Jornada dejaría de ser en relación a Cuba un periódico conservador para convertirse en un ejemplo de verdadera prensa de izquierda. 

Desgraciadamente, hasta el momento, lo que le sobra en medallas le falta en agallas para alcanzar la honorable menta de demostrar o desmentir  que la historia de Elmuza,  hombre muerto por un régimen dictatorial, se haya vuelto a repetir en Cuba.

Editorial Cuba Nuestra, primero de Mayo de 2011: Del comunismo cubano y el socialismo postergado. A propósito de VI Congreso del PCC

http://viajeros4x4x4.files.wordpress.com/2010/06/089-mexico-df-murales-museo-de-bellas-artes-diego-rivera.jpg

Ya sabemos, que todo congreso de un Partido Comunista en el Poder, tiene como única función, validar lo que la directiva de la organización política ha decidido de antemano. Es una especie de ceremonia donde se juega a un centralismo democrático en la que el adjetivo sobra. El sexto congreso del Partido Comunista de Cuba no sería la excepción, y si, para algo nos sirve, el Informe al mismo ,presentado por Raúl Castro, es para saber cuales son los caminos en los que ha decidido transitar la élite cubana en su afán de mantenerse en el poder, y no lo que debería ser, la presentación de una propuesta a los representantes de las bases comunistas de la isla, para que estas en su condición de vanguardia al socialismo del resto de la población, pudieran debatir, aceptar o rechazar como forma de poner en práctica la inteligencia colectiva de la militancia.

El informe se presentó el 16 de abril, día de inicio de las sesiones del Congreso, y aniversario 50 de la proclamación del carácter “socialista” de la Revolución por parte Fidel Castro Ruz, ante una masa de mil delegados en representación de cerca de 800 mil militantes agrupados en más de 61 mil núcleos, quienes se supone, habrían discutido previamente el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. Se trata parte de un proceso de adoctrinamiento social desarrollado entre diciembre del 2010 y febrero del 2011 en el que participaron 8 millones 913 mil 838 personas, siendo naturalmente el Partido el encargado de conducir lo que en palabras de Raúl fue un “diálogo serio y transparente” con la población sobre cualquier asunto, por sensible que éste fuera, a fin de forjar un consenso nacional entorno a la remodelación económica y social del país.

Dudamos que el pueblo haya podido manifestar libremente sus opiniones, y discrepancias o sugerir soluciones a sus problemas mas allá de lo que se considera “políticamente correcto” dentro de un régimen de carácter totalitario, no importa lo mucho que desde el estado, Raúl defienda la diferencias de opiniones. Si creemos en cambio que a tono con lo permisible se hayan dado cambios a el documento original, el cual según el heredero de Fidel contenía 291 lineamientos, de los cuales 16 fueron integrados en otros, 94 mantuvieron su redacción, en 181 se modificó su contenido y se incorporaron 36 nuevos, resultando un total de 311 en el actual proyecto. Algo es algo.

Ahora se pudo discutir sobre unos cuentos males pendientes, como es ese mecanismo de control social, mas que de justicia que es el libreta de racionamiento, el desmantelamiento de aquella ofensiva revolucionaria del 1968 que significa incremento del sector no estatal de la economía, la híper centralización que sufre la sociedad cubana, así como otros males que lastran el funcionamiento de la empresa estado.

Temas que se analizan públicamente de manera tardía, cuando han sido reclamo popular durante décadas, simple y llanamente porque hubo que esperar que llegaran al número reducido de aisladas  y avejentadas cabezas con derecho a pensar el futuro de la nación.

https://i2.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/gallery/celebra-cuba-vi-congreso-del-pcc/20110416MVH_04.JPG

Raúl Castro criticó los medios cubanos en sus hábitos de triunfalismo, estridencia y formalismo al abordar la actualidad nacional, señalando el deber que tienen estos de propiciar la cultura nacional y la recuperación de valores cívicos en la sociedad. Eso no está mal. Sin embargo mientras sean los cuadros del partido los que dicten la línea editorial del los periódicos y no el clamor  general de los ciudadanos estos seguirán con su crítica atada de pies y manos.

Así mismo, el Líder llamó a su partido a auto criticarse,  entre otros aspectos por la falta de voluntad política para asegurar la promoción a cargos decisorios de mujeres, negros, mestizos y jóvenes, sobre la base del mérito y las condiciones personales, a dejar a un lado el inmovilismo fundamentado en dogmas y consignas vacías como, según el mismo, se demuestra brillantemente en la obra infantil de teatro “Abracadabra” de la compañía “La Colmenita”. Se trata de toda una reivindicación del papel critico del arte que se aparta un tanto de los cánones del realismo socialista.

En cuanto a la religión, apartándose claramente de los postulados de Marx, Engels y Lenin, Raúl apeló a los creyentes a que sirvieron de fundamento a la nación, recordando lo que considera como la justa decisión tomada en 1991, durante el IV Congreso del Partido que modificaba los estatutos que limitaba el ingreso a la organización de creyentes. Y por si fuera poco, aludió al papel jugado por el diálogo con el Cardenal Jaime Ortega y el Presidente de la Conferencia Episcopal Monseñor Dionisio, en la excarcelación de presos contrarrevolucionarios sin haber cumplido totalmente sus sanciones. Por supuesto también mencionó al anterior Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, Miguel Ángel Moratinos, y las facilidades que brindó a la labor humanitaria de la iglesia, de manera que aquellos de los expresos que manifestaran su deseo, pudieran marchar a España con familiares. Fue sin dudas un informe poco común pero no del todo sorprendente.

Luego el 19 Abril 2011, tuvimos las conclusiones del Congreso hechas también por Raúl. En ellas pedía que el denominador común en la conducta de los comunistas cubanos fuera el ORDEN, la DISCIPLINA y la EXIGENCIA.  Llamó a modificar la mentalidad, que opera como barrera psicológica dentro del Partido, a eliminar dogmas y criterios obsoletos, rectificar errores y conformar  una visión integral de futuro en aras de la preservación y desarrollo del Socialismo . Informó que el nuevo Comité Central quedaba integrado por 115 miembros, de los cuales 48 eran mujeres, el 41.7 por ciento, lo que más que triplica la proporción alcanzada en el congreso anterior, que fue del 13.3 mientras que negros y mestizos serían ahora 36, creciendo en un 10 por ciento su representación, que asciende ahora al 31.3 por ciento. Así mismo se habrán incorporado jóvenes graduados universitarios y especialistas calificados.

Por su parte el Buró Político se compone ahora de 15 miembros, reduciéndose en comparación con el anterior de 24 integrantes. Entre ellos se encuentran en primer lugar los históricos:

Primer Secretario del Comité Central del PCC: Raúl Castro Ruz

Segundo Secretario: José Ramón Machado Ventura

  • Ramiro Valdés Menéndez
  • Abelardo Colomé Ibarra
  • Julio Casas Regueiro
  • Esteban Lazo Hernández
  • Ricardo Alarcón de Quesada
  • Miguel Díaz-Canel Bermúdez
  • Leopoldo Cintra Frías
  • Ramón Espinosa Martín
  • Álvaro López Miera
  • Salvador Valdés Mesa
  • Mercedes López Acea
  • Marino Murillo Jorge
  • Abdel Izquierdo Rodríguez
Raúl en la Clausura del VI Congreso del PCC. Foto: Ismael Francisco
Fidel con el nuevo Comité Central electo en el VI Congreso del PCC. Foto: Ismael Francisco, Cubadebate

El periodista oficialista, Randy Alonso Falcón, comenta los nuevos retos del PCC en su artículo “Actualización económica, perfeccionamiento político“, sin aportar mucho a lo ya dicho por Raúl. Dice que no se trataba de una negación del camino recorrido, sino de una autocrítica franca y salvadora; y evoca el momento mas populista del Leninismo, aquel que se recoge en el panfleto El Estado y la Revolución , donde Lenin advertía que la construcción del socialismo estaba asociado necesariamente al papel decisivo y creciente de las masas populares, ante todo de las trabajadoras, en la dirección de la sociedad.

Lamentablemente muy pronto el propio líder de la Revolución de Octubre, se olvidó de tales planteamientos, lo mismo hicieron sus discípulos de Mao a Fidel, pasando por alto el aspecto participativo de las masas y convirtiéndolas mas que en sujetos en objetos del poder, no importa el invento de parlamentos ,congresos y accesorios por el estilos inventados para encubrir esta autotransgrensión del leninismo revolucionario.

Randy se olvida de todo esto y nos repite el cuento de las organizaciones de masas y la supuesta participación activa de estas en la construcción. Lo hace incluso cuando repite la idea expresada por Castro el 17 de noviembre de 2005 y que se reproduce en el Informe Central al Sexto Congreso- la del convencimiento del liderazgo cuando de que lo único que puede hacer fracasar a la Revolución y el socialismo en Cuba, es la propia incapacidad de los comunistas para superar los errores que han cometido en estos años.

Unos de los errores más graves es el de no haber creado un auténtico poder popular, el de que un grupo de ancianos, marcados por la época en las que le tocó vivir no haya sabido crear el relevo joven y vigoroso que le sustituyese a tiempo. Un error en el que ha reincidido el comunismo cubano al mantener como su dirigente máximo al propio Raúl Castro. No importa que su hermano, nos salga en su nota “Mi ausencia en el C.C.”publicada en Granma el 18 de abril de 2011, con que fue casi obligado a ocupar el cargo de Primer Ministro en los meses iniciales de 1959 y que en la actualidad ya no aceptaría cargo alguno en el Partido.

Raúl no está en mucha mejor condición que su hermano para darese a la tarea de reinventar el Socialismo, expresión utilizada por el presidente del parlamento cubano Ricardo Alarcón en una entrevista con Manuel Alberto Ramy. Un socialismo que por demás ya está inventado, solo que sus principios fundamentales nunca han sido puestos es practica en Cuba, es decir los de la socialización real de los medios de producción.

Y muy poco se avanza en esa dirección por mas que  Ricardo Alarcón le diga a Manuel Alberto Ramy que ahora los municipios tendrán la capacidad de recaudar fondos para desarrollar planes de producción, de desarrollo y planes sociales o que se le va a poner fin ala simultaneidad de responsabilidades entre el presidente de la Asamblea y el presidente del Consejo de Administración, o que se van ampliar el campo de las cooperativas porque todo eso se puede encontrar en un país típicamente capitalista. De lo que se trataría sería de terminar de una vez con el monopolio del partido sobre el gobierno y la economía y entregar estos directamente a la ciudadanía, activando lo que solo está en el papel cuando se habla de poder popular.

https://i1.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2009/06/ricardo-alarcon-de-quesada.jpg

Ricardo Alarcón

En pocas palabras que se deje de una vez de achacar a los errores, al acoso norteamericano, la falta de ayuda rusa o al copón divino l,a postergación de  la construcción de un auténtico socialismo en Cuba, un socialismo que se frena desde arriba por los mismos que lo invocan y que hoy para materializarse requiere, más que de reformas y “actualizaciones” dictadas desde arriba, de una nueva revolución desde abajo, generacional, de ciudadanos,  trabajadores agrarios, industriales e intelectuales, como demanda, el día en que se escribe esta nota,  día internacional del trabajo.

Como miembros de comunales, listos para marchar

Trabajadores comunales, listos para marchar este Primero de Mayo. Foto: Rafael González/Cubadebate.

Será una  revolución que vuelva a sus raíces, que en la teoría reduzca al absurdo las “reflexiones” de Fidel y los discursos de Raúl, que en la práctica al traste con la vieja burocracia y las viejas mentalidades que defienden sus secuaces.

https://i2.wp.com/www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2011/04/clausura-del-congreso-del-pcc8-580x439.jpg

Sólo entonces podrá hablarse del carácter socialista de la revolución cubana.

  • Calendario

    • mayo 2011
      L M X J V S D
      « Abr   Jun »
       1
      2345678
      9101112131415
      16171819202122
      23242526272829
      3031  
  • Buscar