Modig frente al reto Carromero: “Donde dije digo, digo Diego”

Aron Modig, sentado como uno más dentro del público que asistía al seminario "¿Los cambios en Cuba, el fraude o la reforma genuina?, desarrollado en el edificio del Parlamento Sueco, el 5 de marzo de 2013. Foto: Garmán Díaz Guerra.

Aron Modig sentado como uno más dentro del público que asistía al seminario “¿Los cambios en Cuba, el fraude o la reforma genuina?, desarrollado en el edificio del Parlamento Sueco, el 5 de marzo de 2013. Foto: Garmán Díaz Guerra.

En días recientes, Annika Rigo, Secretaria General del Centro Democristiano Internacional y Jonathan Lindgren, su encargado de prensa, enviaron a los periodistas acreditados en Estocolmo una invitación para que participasen en una rueda de prensa con Rosa Maria, la hija de Oswaldo Payá, así como con Regis Iglesias, Portavoz del Movimiento Cristiano Liberación.

Durante su encuentro con los medios, Rosa María Payá habló de los indicios que tenía de que la muerte de su padre no se debió a un accidente. Entre otros elementos, mencionó los mensajes enviados desde Estocolmo que decían que el auto donde viajaba su padre había sido sacado de la carretera. Habló de su entrevista con Ángel Carromero en Madrid y que le confirmó la tesis de que no se trató de un accidente.

Un día después, también dentro del recinto parlamentario y con la presencia de los dos cubanos, tendría lugar una ceremonia conmemorativa dedicada a la figura de Oswaldo Payá, que sería precedida de un seminario titulado “¿Los cambios en Cuba, el fraude o la reforma genuina?

Unos minutos antes del inicio del evento, cuando Rosa María preparaba su presentación; uno de los redactores de Cuba Nuestra se acercó a la muchacha para indagar por qué Carromero no hacía pública las declaraciones que le habían transmitido a ella. La joven respondió que eso habría que preguntárselo a él, es decir al infortunado españolito.

Una vez comenzada la sección de preguntas del público, preguntamos, entre otras cuestiones, a Rosa María Payá, si había conseguido de Arón Modig, lo mismo que de Carromero.

La joven opositora, afirmó, en primer lugar que ella no había conseguido nada, simplemente que habia conversado con los soberviviente, entiéndase Ángel Carromero y Aron Modig, confirmando con ellos, las informaciones que ya tenía, de que lo acontecido no fue un accidente. Rosa María asegura que converso sinceramente con Carromero y lo mismo ocurrió con Aron ” aunque él tiene menos memoria de lo ocurrido”.

Respetando el derecho o la modestia de Rosa María de no considerarse la causa del cambio de declaracioones de Carromero, no nos quedara mas remedio que apelar a la “sincronicidad” para comprender, la relación entre su encuentro con el político Español y el cambio radical de sus versiones.
El mismo concepto jungiano puede servirnos para explicar el hecho de que ese mismo día en que ella nos recomendaba entrevistar al acusado en La Habana de matar a su padre, el Washington Post publicara en su sitio web, el artículo “Ángel Carromero on the crash that killed Cuba’s Oswaldo Payá”, el texto ha sido publicado en español por el Miami Herald bjo el título de Caso Payá: Carromero confirma que un auto los embistió en Cuba. Aquí el dirigente juvenil de PP, Carromero reconocía que cuando conoció a Rosa María no pudo seguir ocultando la verdad. Explicando con lujos de detalles como fue obligado en Cuba a cambiar su versión de los hechos. Y que aún estando en España sigue recibiendo amenazas de muerte.

Con tales precedentes, vale la pena hacernos la pregunta, de hasta qué punto es verdadera la desmemoria de Aron Modig y si no habría sido sometido a los mismos chantajes sufrido por su compañero en la aventura cubana.

Por otra parte, llama la atención que el intercambio de mensajes entre Modig y Suecia, sólo se haya hecho público de manera fragmentada, censurada y casi sin traducir en la página en español del MCL.

La opinión pública sueca debe exigir en primer lugar la publicación integra de este valioso documento, y en segundo una investigación rigurosa sobre los motivos del olvido de Modig. El pueblo sueco tiene derecho a saber, si en el caso de esta ex figura política que tanto comprometio la solidaridad auténtica con Cuba, hubo o no presiones como las que ahora denuncia Carromero.

Y no debería dejar de resultarle extraño a la prensa del país escandinavo que habiendo sido Modig el último en ver con vida a Oswaldo Payá, se mantuvo apartado de la tribuna el día del seminario. Fue como si con su relego y olvido, con su exclusión de la lista de oradores se intentara ocultar un pecado.

Jakob Forssmed,Secretario de Estado en la Oficina del Primer Ministro, habla de su amistad personal con Oswaldo Payá durante el memorial dedicado al líder opositor cubano en el Parlamento de Suecia el 5 de marzo de 2013. Sentados frente a él; Regis Iglesias y Rosa María Payá. Foto: Carlos. M. Estefanía

Jakob Forssmed,Secretario de Estado en la Oficina del Primer Ministro, habla de su amistad personal con Oswaldo Payá durante el memorial dedicado al líder opositor cubano en el Parlamento de Suecia el 5 de marzo de 2013.Foto: Carlos. M. Estefanía

Anuncios
  • Calendario

    • marzo 2013
      L M X J V S D
      « Feb   Ago »
       123
      45678910
      11121314151617
      18192021222324
      25262728293031
  • Buscar